Serranía de Cuenca.

Paisajes encantados en plena naturaleza.

Paisaje típico de la serranía.
Toda la Serranía de Cuenca es una armoniosa combinación de naturaleza exuberante y formaciones rocosas de formas sugerentes que hacen las delicias de los excursionistas que se adentran por sus entrañas. Por si fuera poco lo dicho anteriormente, completan la estampa la amplia y variada fauna que puebla estas sierras del Sistema Ibérico. Eso sí, los animales son más esquivos y en muy contadas veces se dejan ver a los ojos  de los humanos.
Las caprichosas formaciones pétreas que se encuentran por toda la Serranía son fruto del modelado kárstico. El agua, las rocas calizas y la erosión del viento, han creado durante millones de años de trabajo, el paisaje del que ahora disfutamos.

El primero de esos parajes en el que nos detendremos es, como no podía ser de otro modo, la Ciudad Encantada. En ese recinto, presidido por el Tormo Alto,  la imaginación humana ha completado el círculo mágico bautizando con nombres sugerentes las esculturas pétreas que la madre naturaleza nos ha legado. Los Callejones de la Majadas, junto al pueblo del mismo nombre, es la versión menor de este fenómeno mágico de esculturas calizas.
Nacimiento del río Cuervo.
El Nacimiento del Río Cuervo, junto a Vega del Codorno y muy cerca de Tragacete, ofrece otra versión del modelado kárstico. En este caso es el agua la que, al despeñarse en sutiles hilos transparentes, ofrece al viajero uno de los rincones más románticos. La frondosidad de la vegetación y el verde musgo por el que fluye el agua hacen de la cascada principal una de las estampas más fotografiadas de toda esta comarca, e icono del turismo por la provincia de Cuenca
Parque cinegético del Hosquillo.
El río Cuervo no es la única corriente fluvial de la Serranía de Cuenca, ni tan siquiera la más importante. Jucar, Tajo, Escabas y Guadiela también gozan de gran protagonismo en estas tierras. En su incesante deambular las serranas aguas de estos ríos han excavado profundos barrancos a los que allí llaman hoces. Son numerosas las hoces que el viajero puede encontrarse por la serranía conquense pero, de entre todas, quizá las más conocida y espectacular sea la Hoz de Beteta, en el municipio de Beteta, donde también se enclava el balneario de Solán de Cabras.
Hoz de Beteta.
Como dije anteriormente, estos montes también encierran una rica fauna que difícilmente veréis, salvo que os acerquéis al Parque Cinegético del Hosquillo. Para ello tedréis que concertar previamente la visita  llamando al número de teléfono 969 17 83 00. En el recinto del parque, enclavado en un profundo barranco en el que nace el río Escabas, podréis contemplar diferentes especies de animales autóctonos que son criados en semilibertad. Interesante también es el museo cinegético que se halla dentro del parque en el que se exponen diferentes especies que han pasado por las habilidosas manos de los taxidermistas.
Localiza el destino en el mapa

No hay comentarios: