El viajero Impertinente.

Andanzas por España de un excéntrico inglés.


Imagen Percy Hopewell que ilustra la obra.

Percy Hopewell, el autor, hace una aproximación a nuestra idiosincrasia a través de ventiún viajes por diferentes puntos de la geografía española. Este excéntrico inglés, que viaja en un dos caballos con chimenea y cuyo claxon reproduce el sonido de una sirena de barco, no pasa desapercibido por los lugares que visita. Más todavía, su peculiar vestimenta le facilita la interacción con las gentes que va encontrándose por el camino logrando con ello una visión más humanizada. En sus relatos pone el acento en lo anecdótico, rehuyendo en todo momento de los tópicos. De este modo logra una narración más amena y ágil para el lector. El libro está ilustrado de forma muy acertada por Anthony Garner.


FICHA TÉCNICA:
Título: El viajero impertinente.
 Andanzas por España de un excéntrico ingles.
Autor: Percy Hopewell
Prólogo: Tomás García Yebre.
Ilustraciones: Anthony Garner.
Edita: Reino de Cordelia.
Año: 2010.

Percy Hopewell nació en Oxford, Reino Unido, y es el inventor de los botes de niebla inglesa, un souvenir que vendía su padre en la tienda que poseía en el barrio de Chelsea. La idea de embotellar niebla inglesa para venderla como souvenir es tan descabellada como rentable fue para las arcas familiares. Tal es así que, gracias a los pingües beneficios que aportó su venta, Percy pudo permitirse el placer de viajar por todo el mundo, incluido España. No es casual que se licenciara en Filología Hispánica. Incluso comenzó una tesis doctoral en la que abordaba la relación entre el jerez y los viajeros ingleses que recorrieron España en el siglo XIX.


Portada del libro El viajero impertinente.

Los relatos que componen el libro son el fruto de un encargo para el dominical El Semanal. Cuenta Tomás García Yebra al prologar el libro que, según se iban publicando, no cesaban de recibirse cartas a la redacción, lo cual, en el mundo periodístico es importantísimo, ya que no hay nada peor que la indiferencia; e indiferentes, precisamente, no os va a dejar su lectura Si habéis tenido la oportunidad de leer alguno de los artículos comprenderéis lo que digo.

Percy Hopewell. Ilustración del Anthony Garner.
Como dije más arriba, el libro lo forman veintiún relatos que, cuando se terminan de leer saben a poco. Además, no hay nada como leer lo que escriben los extranjeros de nosotros y nuestros pueblos y ciudades para poder mirarlas nosotros con otra perspectiva. Así podemos valorarnos en su justa medida, sin sobredimensionar unos aspectos y redimensionando otras facetas que escondemos en la trastienda como avergonzándonos de ellas.

ÍNDICE:
En busca de Gerald Brenan.
Urueña, el folclere de Castilla.
Por el noroeste de Murcia.
Los vaqueiros de Alzada.
La sierra norte de Madrid.
El rey de Sierra Morena.
Trujillo, los herederos de Pizarro.
Segovia, huellas de la inquisición.
Feria de Abril.
El toro de fuego.
El Transcantábrico, un crucero en tren.
Mercado del camino, escaparate de La Rioja.
El carnaval de Laza.
La Liébana.
Por la cornisa del País Vasco.
Tesoros escondidos.
Valencia, cerca de las estrellas.
La ruta del jamón.
El Maestrazgo.
La Vera, vergel de Extremadura.
Toledo, laberinto de culturas.

No hay comentarios: