Las niñas buenas no van al Polo Sur

Relato de la Primera mujer en el Polo Sur

Portada del Libro.
Se acercaba la Nochebuena de 1994 cuando la noruega Liv Arnesen se convertía en la primera mujer en alcanzar en solitario y con sus propios medios el polo Sur. Tras cincuenta días caminando sobre el hielo de la Antártida, y arrastrando un trineo con cien kilos de peso, Liv Arnesen vio culminado su sueño: llegar en solitario, y sin ayuda exterior, al mismo polo Sur. Todo un logro al alcance de muy pocos que es narrado minuciosamente, y en primera persona, por la propia protagonista de la hazaña en el libro "Las niñas buenas no van al polo Sur". El título de la obra se debe a que, en aquellos años, muy pocos aprobaban la arriesgada aventura que por las tierras polares emprendió Liv. Una empresa que difícilmente hubiese iniciado de no contar en su ánimo con ese toque de rebeldía que sugiere el título del libro.



"En muchas de mis excursiones por las montañas, con gélidos vientos en contra, mis pensamientos han vagado hacia los grandes de antaño y me he preguntado como sería ser Roald Amundsen.
Había invertido tantas energías en imaginar cómo lo habría pasado Amundsen, que al final necesité sentirlo en mis propias carnes."

A lo largo del libro el lector no solo va a descubrir las peripecias que Liv tuvo que afrontar durante el viaje, sino que también podrá descubrir los meses de preparación que precedieron a su gesta. Quizá esta es la parte más interesante pues lo que narra la obra es un proceso de superación cuya meta difícilmente hubiera alcanzado sin una preparación adecuada. Una preparación tanto física como psíquica, sin descontar todos los esfuerzos invertidos para encontrar a unos patrocinadores que creyesen viable la materialización de su sueño.

"Pienso en el buen ambiente que reinaba en el equipo de Scott cuando se acercaban al polo Sur hace ochenta y tres años y cómo se derrumbaron al descubrir la tienda de Amundsen".

Algo que entendemos que hay que destacar son los anexos finales que incluye la edición que estamos comentando. En primer lugar, se incluye una breve biografía de algunos de los primeros conquistadores del polo Sur. Entre ellos ocupan un lugar destacado Amundsen y Scott. El segundo anexo está formado por las notas que Liv fue tomando a lo largo de su periplo.

Liv Arnesen, autora de "Las niñas buenas no van al polo Sur".
Sobre la autora.

Liv Arnesen nació en Baerum, Noruega, en 1953. Es licenciada en Filología y literatura noruega, Histora y Deporte. Desde muy pequeña se sintió atraída por la nieve y el hielo. Una atracción que culminó con este viaje al polo Sur dado que, por culpa de una lesión, tuvo que abandonar el deporte de élite. Antes de emprender el viaje al polo Sur que narra en la obra aquí comentada, Liv alcanzó otros grandes retos como fue el cruzar a pie Groenlandia

Ficha técnica:
Título: Las niñas buenas no van al Polo Sur.
Subtítulo: Relato de la primera mujer en el polo Sur.
Autor: Liv Arnesen
Editorial: Interfolio (2013)

No hay comentarios: