Los 20 lugares que debes visitar en un viaje a París.

Y que no tienes que olvidar a tu regreso.

La capital francesa es una de esas ciudades que, al menos una vez en la vida, hay que visitar. ¿Tú has estado ya en París? Posiblemente sí. Si en cambio eres de los que todavía no has ido, seguro que la estás deseando conocer. A continuación presentamos los 20 lugares de la capital francesa por los que hay que pasar para poder decir que la conoces. No te saltes ninguno, pues todos ellos merecen la pena. En la lista no hemos incluido Versalles por considerar que ya está en las afueras, y otros porque el límite numérico que nos hemos impuesto para elaborar esta relación no nos lo permite. Aun así, los que hemos seleccionado nos ocuparán varios días para ser disfrutados.

1.- Tour Eiffel. Símbolo indiscutible, no solo de la ciudad de París, sino también de toda Francia, la Torre Eiffel fue muy discutida en el momento de su construcción. Data de 1898 con motivo de la Exposición Universal celebrada en la capital gala. Aunque visible desde buena parte de la ciudad, sus mejores panorámicas las obtendrás desde el Trocadero o desde el extremo contrario del Champ de Mars.

2.- Arc de Trionphe. Fue mandado construir por Napoleón en 1806 para celebrar la victoria de la Grande Armée en la Batalla de Austerliz. No obstante, no fue terminado hasta 1836. A sus pies se encuentra la llama en memoria del soldado desconocido. Merece la pena subir a su terraza desde la que se obtienen unas vistas estupendas del la ciudad.

3.- Notre-DameLa catedral parisina es imponente en su exterior, con sus dos torres gemelas de gran altura, pero también lo es en su interior. La luminosidad y colorido que ofrecen sus grandes vidrieras llenan el recinto con un ambiente especial.

4.- Musée du LouvreLa grandiosidad del edificio del museo del Louvre es acorde a la relevancia de las obras de arte que alberga en su interior. Destacar alguna de las obras que alberga es tarea complicada dado el gran valor artístico de muchas de ellas. Entre las más conocidas citaremos la Guiconda, en el arte pictórico, y la Victoria de Samotracia o la Venus de Milo en el escultórico.

5.- L'Hôtel des invalides. Este extraordinario edificio fue construido como hospital para los soldados franceses heridos en batalla. Actualmente alberga un museo militar, Le Musée de l'Armée, y en la monumental iglesia, bajo la cúpula dorada, se encuentra la tumba de Napoleón.

6.- Place de la Concorde. Es una plaza inmensa con nada menos que ocho hectáreas de extensión. El centro está presidido por el Obelisco de Luxor y en su perímetro puedes ver ocho estatuas que representan a otras tantas ciudades francesas. Solo hay edificios en uno de sus lados por lo que las panorámicas que tienes a su alrededor son estupendas..

7.- Champs Elyssées. Es una una de las avenidas más famosas del mundo y une la Place de la Concorde con el Arc de Triomphe. Es el epicentro de los grandes acontecimientos de la ciudad como el desfile del 14 de julio o la llegada del Tour de Francia. En ella destaca el Grand Palace y el Petit Palace, ambos construidos para la Exposición universal de 1900.

8.- La Madeleine. Destaca esta iglesia porque su aspecto exterior es el de un templo griego o romano. Fue concebida por el mismísimo Napoleón para celebrar las glorias militares. Posteriormente estuvo muy cerca de convertirse en una estación ferroviaria. La visita a su interior es imprescindible.

9.- Opéra Garnier. El Palacio de la Ópera Garnier fue inaugurado en 1875. Ofrece una deslumbrante arquitectura en el exterior y una profusa y rica decoración en el interior. En este majestuoso edificio se inspiró Gastón Leroux para su famosa novela "El fantasma de la ópera". Sus dependencias fueron el escenario en el que se movía su tenebroso protagonista.

10.- Phantéon de Hombres ilustres. Un imponente edificio neoclásico ubicado en la parte alta del barrio latino es el lugar en el que reposan los cuerpos de algunos de los más ilustres personajes que ha dado Francia. Victor Hugo, Voltaire o Alejandro Dumas son solo algunos ejemplos.

11.- Le Quartier Latin. .El Barrio Latino debe su nombre a que en el se encontraban varias escuelas y universidades en las que era obligatorio el uso del latín. De hecho allí podrá contemplar la imponente mole que ocupa el edificio del la Universidad de La Sorbone. En la zona más próxima al Sena, en torno a la iglesia de saint Séverin, hay unas callejuelas con numerosos establecimientos hosteleros.

12.- Hôtel de Ville. Una ciudad con tantos y tan grandiosos monumentos debe de albergar la sede de su gobierno en un edificio que está a la altura y el Hôtel de Ville, sin duda lo está. Junto al Sena, muy próximo a l'Île de la Cité, bien puede ser el punto de partida para los diferentes itinerarios que se proponen por la ciudad.

13.- Centre Pompidou. El centro Pompidou fue inaugurado en 1977. Su llamativa estructura exterior, muy colorida, llama poderosamente la atención. Hierro y cristal han hecho de este centro cultural una de las grandes referencias a nivel mundial del arte moderno.

14.- Asamblea NacionalSede del parlamento francés, su imagen impone incluso cuando la avistamos desde el otro lado del Sena, desde la Plaza de la Concorde. Bajo la bandera tricolor, un frontón ricamente esculpido es sostenido por doce columnas con capiteles corintios.

15.- Plaza Vendôme Se trata de una plaza grandiosa construida en tiempos de Luis XIV. En ella se han celebrado importantes acontecimientos y está presidida en el centro por una imponente columna de bronce coronada por una estatua de Napoleón. La columna fue construida a partir del bronce que se obtuvo tras la fundición de los cañones enemigos del Imperio.

16.- Monmartre. En torno a la calle Lepic se configura este barrio que todavía conserva ese aire bohemio de la belle époque. Hay que recorrer sus calles con parsimonia para dejarse empapar por cada uno de los detalles que confieren a este barrio ese ambiente tan encantador.

17.- Moulin RougeSímbolo por excelencia de los años locos parisinos vividos en la primera mitad del siglo XX. Le Moulin Rouge es mucho más que un simple espectáculo de revista. Es el el icono de un modo de pensar libertino en el que el placer por la vida lo es todo. No es el único local de este tipo que puedes encontrar en París, pero sí el más conocido

18.- Sacré Coeur. En lo alto de una colina, con unas extraordinarias vistas sobre toda la ciudad, se yergue esta basílica de aires bizantinos. Destaca la blancura del edificio al utilizarse para su construcción piedra calcárea. Para acceder a esta basílica es recomendable utilizar el Funicular de Monmartre que salva los casi doscientos escalones de desnivel.

19.- Jardin des Tuleries. Están situados entre el Museo del Louvre y la Place de la Concorde. Se trata de unos bellos jardines de estilo francés diseñados por el Cardenal Richelieu. Numerosas estatuas decoran sus paseos para deleitar la estancia de sus visitantes.

20.- Sainte Chapelle. Es un edificio gótico ubicado en l'Île de la Cité. Es conocido porque en su interior se guarda la Corona de Espinas que portó Jesús camino del Calvario. Destaca también de este edificio las 1113 historias del Nuevo Testamento reflejadas en sus vidrieras.