Comienza la temporada de esquí.

Los últimos temporales están poniendo a punto las pistas para su uso deportivo.

Estampa invernal.
Estos últimos temporales que han visitado la Península Ibérica, y que tanto daño están causando a determinado sector turístico, son recibidos, en cambio, como agua de mayo por los empresarios del turismo de nieve. A estas alturas del año ya se están poniendo a punto todas las instalaciones de las estaciones de esquí con vistas a la nueva temporada. Algunas, incluso, ya tienen abiertas sus puertas al público. Las que no lo han hecho todavía, están ultimando detalles. Al fin de al cabo, el puente de la Inmaculada supone en España el gran pistoletazo de salida de la temporada de nieve. Todos desean unas condiciones meteorológicas favorables que hagan olvidar lo antes posible la pésima temporada del invierno pasado.


Gran actividad en una estación de esquí.

Si bien es cierto que España no es un país con gran tradición en la práctica de los deportes de invierno, sobre todo si lo comparamos con los países del centro y norte de Europa, también lo es que cuenta con varias instalaciones repartidas por todo el territorio nacional. Un total de 42 estaciones que, aunque algunas son muy modestas, otras si ofrecen instalaciones de primera calidad. Tal es así que cada día son más quienes se inician en la práctica del esquí.

Montañas nevadas.

En España las grandes estaciones de esquí se concentran en la cordillera de los Pirineos, tanto en la Comunidad de Aragón como en la de Cataluña. Las estaciones del Pirineo Aragonés son Astún, Cerler, Panticosa, Formigal y Candanchú, esta última en una complicada situación económica. La estaciones del Pirineo Catalán son diez repartidas entre las provincias de Lérida y Gerona. En Lérida nos encontramos con Baqueira Beret, Boi Taüll, Port Ainé, Espot Esquí, Tavascán y Port de Comte. Las de la provincia de Gerona son:  La Molina, Vallter 2000, Masella y Vall de Núria.

Estampa invernal

Pero más allá de los Pirineos nuestro país cuenta con otras importantes estaciones repartidas por toda la península. En el sur, la gran estación de Sierra Nevada es una de las más conocidas más allá de nuestras fronteras. En el Sistema Central destacan las de La Pinilla, en la provincia de Segovia y Valdesquí y Navacerrada en Madrid. San Isidro (León) y Alto Campoó, en Cantabria son las más conocidas de la Cordillera Cantábrica. La Cordillera Ibérica también posee varias estaciones, siendo la más visitada la de Valdezcaray, en La Rioja.

Localiza el destino en el mapa:

No hay comentarios: