El "Aplec del Caragol" de Lérida.

Una fiesta con identidad propia.

El Aplec del Caragol es una fiesta gastronómica basada en la cocina del caracol que se celebra el cuarto fin de semana de mayo en la ciudad catalana de Lérida. El Aplec surgió de una forma espontánea cuando, con los nuevos aires que trajo a España el fin de la dictadura franquista, un grupo de amigos se reunieron a orillas del río Segre para comer caracoles. Lo que en un principio no era nada más que una sencilla reunión de amigos, con el tiempo se ha convertido en una gran fiesta popular que cada año congrega a un mayor número de personas. 

Los 10 sitios que hay que visitar en Teruel.

Para comprobar que la ciudad de los amantes existe.

La ciudad de Teruel, con sus 35.000 habitantes es la capital de provincia más pequeña de España. Pese a ello, Teruel, tal como sostenía una plataforma por el desarrollo de la ciudad que alcanzó una gran repercusión mediática estos años atrás, existe. Claro que existe. Pero no solo por ello merece ser visitada. Algunos de sus monumentos más singulares han merecido el reconocimiento de la Unesco habiendo sido declarados Patrimonio de la Humanidad. Otros, sin haber alcanzado tan prestigioso título, también poseen un gran componente de originalidad. A continuación citamos los 10 lugares que hay que visitar en un viaje a la ciudad. 

Los 5 concellos de la Ría de Muros Noia.

"A Ría da Estrela", la gran desconocida.

La Ría de Muros Noia es, posiblemente, la menos conocida de las cuatro Rías Baixas del sur de la costa de Galicia. Buena culpa de ello la tiene el hecho de ser la única de las cuatro que no pertenece a la provincia de Pontevedra, estando incluida en La Coruña. Dado que una de las señas de identidad de la provincia coruñesa es la Costa da Morte, la Ría da Estrela ha quedado un tanto ovidada a la hora de ser promocionada como destino turístico. Un olvido injusto dado los lugares de interés turístico que ofrecen los cinco concellos que la configuran.

Castillo de Burgalimar, en Baños de la Encina.

Fantástica obra de tapial en la provincia de Jaén.

Al norte de la provincia de Jaén, rodeado de un mar de ondulantes campos de olivares, se yergue el castillo de Burgalimar. Sobre una roca, y dominando todo el caserío que configura la localidad de Baños de la Encina, el viajero se encuentra una curiosa fortaleza de tiempos en los que estas tierras eran morada del pueblo musulmán. Una visita muy interesante, dado el buen estado de conservación y unas proporciones considerables. El viaje hay que completarlo con un paseo pausado por las calles de un pueblo en el que sus casas de fachadas pétreas muestran ciertos aires señoriales.