Thyssen-Bornemisza: Impresionismo y aire libre, de Corot a Van Gogh.

Desde el 5 de febrero al 12 de mayo.


Monet. Álamos a orillas del río (*)
El museo Thyssen Bornemisza, ubicado en conocido Triángulo del Arte de la capital de España, y rodeado por alguno de los hoteles de Madrid más emblemáticos, inaugura el próximo cinco de febrero una interesante exposición temporal que, a buen seguro, congregará a miles de amantes de la buena pintura. Bajo el título de "Impresionismo al aire libre, de Corot a Van Gogh", se reúnen las 116 obras que configuran esta exposición temporal que permanecerá abierta al público hasta el día 12 de mayo. Con esta nueva muestra los responsables de esta prestigiosa institución demuestran, una vez más, su deseo de convertirse en una de las citas imprescindibles de la ciudad de Madrid, no solo para los madrileños, sino también para los miles de turistas que la visitan.

Courbet. El Chateau de Chillón. (*)
Entre las 116 obras presentes en esta colección, encontramos desde autores que pueden considerarse como iniciadores de los estudios al óleo al aire libre, como Pierre‐Henri de Valenciennes o Thomas Jones, hasta artistas como Turner, Constable, Corot, Rousseau, Courbet, Daubigny, Monet, Sisley, Renoir, Seurat, Van Gogh o Cézanne, entre otros muchos nombres imprescindibles. Con obras de todos estos pintores, la muestra aborda el fenómeno de la pintura al óleo al aire libre en su conjunto. Una práctica que ofrecía a los artistas nuevas e insospechadas posibilidades a la representación del paisaje revolucionando la pintura del siglo XIX.
Van Gogh. Hospital de Saint Remy.

Con esta exposición se pretende mostrar a los visitantes que la costumbre de pintar paisajes al aire libre, tal como la conocemos hoy, no arraigó entre los artistas hasta el siglo XIX. Tradicionalmente los paisajes se elaboraban en el estudio, siguiendo las reglas clásicas de composición, gradación tonal, perspectiva, etc. Por lo tanto, los cuadros no representaban una naturaleza real, sino un escenario idealizado en el que héroes y personajes legendarios extraídos de la historia, la mitología o las sagradas escrituras eran los protagonistas. Solo a finales del siglo XVIII los pintores que comenzaban su carrera salían al aire libre para ejercitar sus destrezas a través de la pintura al óleo. Aún tardaría un tiempo en generalizarse y valorarse esta temática.
Corot. La cascada de Mormare en Terni.

En la exposición que ahora presenta el Museo Thyssen-Bornemisza se aborda la temática de la pintura al aire libre, que desemboca en la gran corriente impresionista. La muestra está estructurada en base a los motivos, y su tratamiento, que los artistas han plasmado en las diferentes composiciones. De ese modo vemos distribuidas a lo largo de una serie de salas, todas las obras que se agrupan en los siete motivos que señalamos a continuación:
  1. Ruinas azoteas y tejados.
  2. Rocas.
  3. Montañas.
  4. Árboles y plantas.
  5. Cascadas, lagos arroyos y ríos.
  6. Cielos y nubes.
  7. El mar,

No hay comentarios: