Casa Rural de La Torrecilla del Río

Próxima a la Ciudad de Salamanca.

Caballo en el CTR La Torrecilla.
En el CTR La Torrecilla eso del turismo rural se escribe con mayúsculas. En plena naturaleza, sobre una pequeña loma, los huéspedes de La Torrecilla dominan con la mirada gran parte de la finca en la que se mezclan las típicas dehesas salmantinas con campos de cultivo de cereal y tierras dedicadas a pasto para el ganado. Una combinación que, dependiendo de la época del año en la que vayas, podrás percibir con unas u otras tonalidades. Nosotros hemos estado alojados en ella en verano. Fue gracias a ClubRural, uno de los sitios de referencia para buscar casas rurales, y la experiencia ha sido fantástica y muy recomendable.


Interior de la Casa Rural La Torrecilla.
Dentro de la finca La Torrecilla podrás encontrarte con vacas pastando, caballos y hasta una ganadería brava. Por ello no debes de limitar tu estancia a una mera pernoctación. Pasea por sus caminos y acércate hasta el cauce del río Tormes. La naturaleza te ofrecerá, como hace siempre, cientos de detalles con los que poder disfrutar de sus encantos.

Vacas pastando en la finca de La Torrecilla, cerca de Salamanca.
Si además eres de los que buscan distintos tipos de actividades, aquí puedes encontrar algunas de gran interés. Posiblemente montar a caballo sea la más idónea en La Torrecilla, pero no es la única. Puedes practicar tiro con arco, paintball o montar en bicicleta. Vamos, hasta una plaza de tientas tienes en la que es frecuente celebrar despedidas de soltero. Durante nuestra estancia vimos como el mozo que iba a contraer nupcias, junto a sus amigos, descargaban adrenalina delante de jóvenes becerras.

Exterior de la casa rural La Torrecilla.
Desde La Torrecilla podrás organizar visitas a algunos lugares próximos de gran interés. El más cercano es Baños de Ledesma en el que cientos de pensionistas disfrutan de sus vacaciones termales en un entorno muy apacible. La ciudad de Ledesma también es un núcleo urbano de gran interés en el que te recomiendo que vayas a comer a la Taberna de la Fernandica, un restaurante auténtico de los que rara vez se encuentra uno por nuestra querida España. En poco menos de media hora el viajero puede visitar la ciudad de Salamanca: una ciudad siempre imprescindible e impresionante.

Localiza el destino en el mapa:

OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: