Un viaje a Soria en el Tren Campos de Castilla.

De la mano de Antonio Machado.

Actores del Tren Campos de Castilla
Muchas son las razones con las que podríamos convencer a un viajero que se precie para que visite  Soria. Tal es así, que no son pocos quienes, una vez que conocieron esta pequeña ciudad castellana, quedaron prendados con sus encantos. Entre quienes se enamoraron de Soria encontramos a algunos personajes relevantes de la literatura castellana como Antonio Machado, Gustavo Adolfo Béquer o el propio Gerardo Diego. De la mano de uno de ellos, el tren temático Campos de Castilla nos propone una incursión por una tierra embriagadora. El propio nombre del tren ya es toda una declaración de intenciones. Campos de Castilla no solo es la obra más conocida de Machado, sino que además el poeta encontró durante su estancia en este rincón de Castilla la fuente de inspiración de muchos de los poemas que la componen.


El tren Campos de Castilla parte de la madrileña estación de Chamartín el sábado por la mañana. Tras abandonar la línea de polígonos industriales que unen Madrid con la capital alcarreña comienzan a desfilar por las ventanillas del tren esos campos a los que los castellanos arrancan, no sin sudor, los frutos de la tierra. Al llegar a la medieval Siguenza, unos pasajeros muy peculiares, acompañados por un revisor vestido de época, se incorporan al viaje. Son los actores de la compañía de teatro Pipirijaina Tizona que amenizarán lo que queda de viaje con una representación inspirada en los textos de Machado y Bécquer.
Ermita de San Saturio junto al río Duero. Soria.
Ya en Soria, en el zaguán de la estación, los viajeros del Tren Tierra de Campos son agasajados con una degustación de productos típicos sorianos entre los que destaca el torrezno; el magnífico Torrezno de Soria. Sin pérdida de tiempo, un autobús conduce a los pasajeros a la ermita de San Saturio. Es uno de esos lugares en los que la naturaleza, el arte y la religiosidad configuran un espacio único convirtiéndolo en uno de los mejores iconos de la ciudad. Y si único es San Saturio, otro tanto podemos decir del claustro de San Juan de Duero. Un conjunto de arcos con estilos arquitectónicos diferentes, algunos con aires orientalizantes, recrean un ambiente muy apropiado para explicaciones exotéricas.
Claustro de San Juan de Duero, en la ciudad de Soria.
Por la tarde, un paseo guiado por la ciudad servirá para ir conociendo la herencia de un pasado en el que la Iglesia imponía sus dominios construyendo iglesias románicas como la de Santo Domingo, con magnífica fachada, o la de San Juan de Rabanera, Descubriremos palacios con los que los nobles mostraron su poder alcanzado con la lana que proveían las ovejas que pastaban en los pinares sorianos. Pero sobre todo, el paseo servirá para recorrer los lugares que marcaron la vida de Antonio Machadao. Conocerán el aula en la que impartió sus clases en el instituto que hoy lleva su nombre, o la iglesia de Nuestra Señora la Mayor en la que contrajo nupcias con Leonor y a la que solo tres años más tarde despidió en triste funeral.

Llegada la noche, toca reponer fuerzas para la jornada del domingo. Entre los hoteles que participan en el programa Tren Campos de Castilla, hay dos que, por su ubicación, nos parecen los más recomendables; uno es el Parador de Turismo y otro el Leonor Mirón, o simplemente, como dicen los sorianos, el Mirón. Desde cualquiera de ellos se obtienen magníficas vistas sobre la urbe crecida sobre el collado que separa las colinas sobre las se que yerguen sendos hoteles. Si prefieres no alejarte demasiado del centro urbano, cualquiera de los otros hoteles será perfecto.
Laguna Negra, escenario del romance de La Tierra de Alvargonzález.

Para la jornada del domingo aguardan dos visitas por la provincia que ayudan a entender la idiosincrasia soriana. Comienza el recorrido en la Laguna Negra. Tras atravesar miles de hectáreas de bosques comunales en las que el pino albar crece y enriquece sus pueblos, siguiendo la estela de la leyenda de la Tierra de Alvargonzález, el autocar acerca a los viajeros al pie de la Laguna Negra. Un paraje de excepcional belleza.
Yacimiento arqueológico de Numancia.
Ya de camino de vuelta a la ciudad, y a muy pocos kilómetros de la misma, la visita es ahora al yacimiento arqueológico de Numancia. Gracias a las magistrales explicaciones del arqueólogo César Gonzalo, los viajeros entenderán la importancia de este poblado celtíbero que pasó a la historia por su férrea resistencia y heroica derrota ante el ejército romano.

Para consultar calendario y precios del Tren Campos de Castilla pincha aquí,


No hay comentarios: