Plaza de España de Alcañiz.

Una joya renacentista en la capital del Bajo Aragón.


Colegiata de Sta. Mª. la Mayor.
La fama de Alcañiz traspasa con creces la línea de los Pirineos desde que organiza una de las pruebas puntuables del campeonato del mundo de motociclismo. No obstante, ni lo de organizar competiciones de motor es nuevo en Alcañiz, ni estas pruebas son la única razón por la que acercarse hasta la población más populosa de la provincia de Teruel tras la propia capital. Su Plaza de España, que aquí se llama Plaza Mayor, es un precioso ágora de aires renacentistas del que los alcañizanos se sienten orgullosos. Tal es así que consideramos que, aunque no sea éste el único atractivo de la localidad, sí es un reclamo más que suficiente para visitarla.


Detalle del Ayuntamiento de Alcañiz en la Plaza de España.
Decíamos que la Plaza de España de Alcañiz tiene aires renacentistas, aunque si somos estrictos con la descripción de los estilos arquitectónicos de las construcciones que la configuran, habría que hablar de una plaza un tanto ecléctica, Pero un gótico tardío o un barroco incipiente son tan próximos al renacimiento, que la perspectiva temporal desde la que los analizamos los marida perfectamente. El resultado es un conjunto delicioso que no nos cansamos de admirar.

El edificio del Ayuntamiento, junto al de la Lonja, son los más singulares. El primero, el Ayuntamiento, es claramente renacentista, con infinidad de detalles italianizantes. El segundo, el de la Lonja, con sus tres amplias arcadas ojivales habría que adscribirlo al tardo-gótico. Sin embargo, su parte superior ya denota las nuevas técnicas arquitectónicas. Ambos, adosados en armoniosa combinación, ofrecen una hermosa estampa.
Plaza de España de Alcañiz, en Teruel.
Un poco separada de los anteriores, la ex-colegiata de Santa María la Mayor ofrece una portada barroca a modo de gran retablo pétreo que, aunque no tan singular, es igual de hermosa que sus vecinos. Completan el recinto recios edificios con arcadas de piedra en cuyos soportales encontramos unas terrazas ideales para el reposo del cuerpo del viajero.
Detalle del Ayuntamiento de Alcañiz, en la Plaza de España.
La Plaza de España de Alcañiz, es de una planta tan irregular que resulta casi indescriptible. Ocupa uno de los puntos más elevados de la ciudad aunque, si subimos por la empinada calle que arranca a la izquierda del Ayuntamiento, alcanzaremos la cima sobre la que, a modo de atalaya, se yergue el castillo de los Calatravos. Otro de los monumentos dignos de ser visitados. Este castillo, construido entre los siglos XII y XIII, aunque con posteriores reformas, es hoy en día un hotel de la red nacional de  Paradores de Turismo.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: