Ciudades sedes de las finales de la Champions y Europa League en 2022

 San Petersburgo y Sevilla.

UEFA Europa league 2022

En 2022 las finales de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League se celebrarán en las ciudades de San Petersburgo y Sevilla respectivamente, los días 28 y 18 de mayo. Ambas ciudades se preparan para convertirse, durante un día, en el foco de atención de millones de personas de todo el mundo.

El fútbol, más allá de la competición, es un gran generador de turismo. Entre los eventos deportivos que generan los desplazamientos masivos más multitudinarios de aficionados se encuentran las finales de fútbol de las competiciones europeas de clubes. En 2022 las dos grandes finales se celebrarán en San Petersburgo y Sevilla.

El turismo deportivo tiene un peso cada vez más relevante en la actividad económica de muchas ciudades. Es por ello que cada vez que toca decidir la sede de la final de una competición, son muchas las candidatas que se postulan para su organización. 

UEFA Champions league 2022

El Gazprom Arena de la ciudad rusa de San Petersburgo acogerá la final de la UEFA Champions League de 2022 el día 28 de mayo. El Gazprom Arena, estadio en el que juega sus partidos como local el FC Zenit de San Petersburgo fue inaugurado en 2017 y tiene una capacidad para 68000 espectadores. Con ese partido, el Gazprom Arena organizará por primera vez la final de la UEFA Champions League. De ese modo, la hermosa ciudad de San Petersburgo, antigua capital del imperio ruso, se convertirá por un día en la capital mundial del fútbol.

El 28 de mayo el fantástico museo del Hermitage, o los palacios de Peterhof, el de Invierno o el Palacio de Catalina quedarán relegados a un segundo plano. Pero, por otro lado, la celebración del evento deportivo será un gran escaparate publicitario para la ciudad.

UEFA Europa league 2022

Por su parte, la final de la UEFA Europa League se celebrará en el Ramón Sánchez Pizjuán , estadio en el que juega sus partidos el Sevilla C.F., el 18 de mayo. La capital de Andalucía, además de recibir a miles de seguidores de los dos equipos que alcancen la final, concentrará la mirada de los aficionados al fútbol de toda Europa e incluso de buena parte del mundo.

A buen seguro que muchos aficionados, antes de entrar en el estadio, pasearán por la Plaza de España, recorrerán las calles sevillanas montados en calesa o se fotografiarán ante la enhiesta torre de la Giralda. Eso sin olvidar que disfrutarán de la gastronomía sureña como si no hubiera un mañana.