Valverde de los Arroyos y cascada de Despeñalagua.

En la ruta de la arquitectura negra.

Iglesia de Valverde de los Arroyos.
En la zona noroccidental de la provincia de Guadalajara, junto a las provincias de Madrid y Segovia, se encuentra la conocida como ruta de la arquitectura negra. Se trata de una serie de pequeños pueblos cuyas casas han utilizado como principal material de construcción lascas de pizarra tan abundantes por la zona. El color negro de estas lascas es, por lo tanto, el que domina en las fachadas y tejados de las casas, quedando los conjuntos urbanos perfectamente integrados en el paisaje. Pues bien, uno de los pueblos  más característicos, y visitados, dentro de los integrantes de la ruta de los pueblos negros de Guadalajara es, sin duda alguna, el de Valverde de los Arroyos.


Plaza de Valverde de los Arroyos, en Guadalajara.
Como he dicho, Valverde de los Arroyos es el más representativo de los municipios que componen esta ruta. Todo él muestra un conjunto perfectamente conservado, cuidado y restaurado por lo que, durante los sábados, puentes y periodos de vacaciones son muchas las personas que se acercan hasta él. A las afueras del casco urbano hay habilitado un aparcamiento que evita que los vehículos entren al pueblo. La pequeña Plaza Mayor, con su fotogénica fuente, es uno de los lugares más pintorescos, pero no centres tu visita en ella. Date una vuelta por sus callejuelas deteniéndote en cada detalle y cada solución arquitectónica resuelta casi siempre a base de una sabia combinación de pizarra y madera. Estos mismos materiales son los que se utilizaron en el siglo XIX para la construcción de la coqueta Iglesia Parroquial.
Detalle en una calle de Valverde de los Arroyos. Guadalajara.
Valverde de los Arroyos añade a su atractivo arquitectónico un espacio natural de gran interés. Es la cascada de Despeñalagua. Desde la parte alta, donde se encuentran las eras, parte un camino flanqueado por huertos que, tras un recorrido de unos dos kilómetros, llega hasta un espectacular salto de agua desde más de ochenta metros de altura. El tiempo y el esfuerzo empleado en el paseo queda perfectamente recompensado con la vista que se le ofrece al viajero. Acercarse hasta este rincón hace olvidar también el trayecto seguido en coche por la estrecha y sinuosa carretera que nos trajo hasta Valverde.
Cascada o Chorrera de Despeñalagua, en Valverde de los Arroyos.
La cascada de Despeñalagua no es la única excursión que se puede hacer. Si cuentas con tiempo suficiente y una mínima preparación física, te propongo ascender a lo alto del Pico Ocejón. Éste no es el punto más elevado de la Provincia de Guadalajara, pero por sus situación y características si que es el más emblemático. Para su ascenso hay varios caminos, uno de los cuales, como he dicho, parte del pueblo al que le hemos dedicado este artículo. Desde Majaelrayo sale otro de los caminos más transitados para subir al Ocejón, cuya altura sobre el nivel del mar es de 2049 metros.
Localiza el destino en el mapa:



OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: