Tordesillas: un Tratado de altura, una Reina loca, el Toro de la Vega...

...y un puente y una plaza muy castellana.

Monumento a Juana a Loca.
La pequeña ciudad de Tordesillas es muy conocida, y varios son los motivos de su fama. Una polémica fiesta cuyo protagonista es el toro de la vega, un tratado que lleva su nombre y ser retiro, o quizá prisión, de una reina a la que se le tildó como loca. Cualquiera de esos motivos no deben de dejar indiferente al viajero que pasa a su lado por la autovía que une a la capital de España con el noroeste de la península Ibérica. Si la curiosidad puede con el viajero, y se detiene a callejear un poco, éste se llevará una grata sorpresa pues, a la par que una cierta prosperidad económica, la población esconde ciertos rincones que enlazan directamente con aquellos acontecimientos históricos que la auparon a un pedestal privilegiado de la historia.


Calle de Tordesillas, en Valladolid.

Últimamente, por eso de la actualidad mediática, cada año la localidad ocupa grandes titulares en numerosos medios de comunicación. El motivo no es otro que el Torneo del Toro de la Vega que se celebra el segundo martes del mes de septiembre. Se trata de un evento taurino en el que el animal es lanceado hasta, si no alcanza los límites del torneo, morir. Esta tradición es tan aplaudida por unos como odiada por otros. Y cuanto más la odian unos, más la aplauden otros. O quizá sea al revés. En cualquier caso, como a nosotros no nos interesan las polémicas, vayamos a otros asuntos de esta ciudad que nos resultan más gratos de describir.

Plaza Mayor de Tordesillas, Valladolid.
El recorrido hay que comenzarlo en su plaza mayor. Allí hay varios mesones en los que tomar un Ribera del Duero, o quizá una fría cerveza en una terraza. Pues resulta que esta plaza, muy castellana ella, en verano se llena de mesas en las que los tordesillanos, y otros que no lo son, vienen a refrescarse. No muy lejos de allí se encuentra el convento de Santa Clara, en el que la reina Juana la Loca quedó recluida tras la muerte de su marido Felipe el Hermoso. ¡Qué triste destino tuvo la historia con la hija de quien ha quedado en los anales como la más grande reina de las Españas!
Puente sobre el río Duero a su paso por Tordesillas, Valladolid.
A un paso se encuentra otros edificios cuyo valor no es tanto el arquitectónico, sino el histórico. En ellos se reunieron los reyes de Castilla con los de la vecina Portugal para repartirse, así, sin mayores contemplaciones, las nuevas tierras cuya existencia se desconocían hasta entonces en Europa y que eran nada más, y nada menos, que el continente americano. A ese acuerdo se le dio el nombre de Tratado de Tordesillas, que el 7 de junio de 1994 celebró su quinto centenario. Desde donde estamos no hay que perderse las vista sobre el río Duero, tan impetuoso como viene, que es atravesado por un puente pétreo de porte señorial.

Localiza el destino en el mapa:


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: