La Villa de Atienza sorprende con la fiesta de la Caballada.

Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Plaza del Mercado, en Atienza.
Al norte de la provincia de Guadalajara nos encontramos ante una de las poblaciones más interesantes de Castilla la Mancha. Aunque de no muy grandes dimensiones -no llega a los 500 habitantes-, paseando por sus calles uno aprecia la importancia que la villa tuvo en el pasado. Los escudos nobiliarios nos acompañan hasta llegar a la plaza de España, donde abre sus puertas el Ayuntamiento. Desde allí hay que encaminar los pasos hacia el arco de Arrebatacapas. Para mi gusto el rincón con más encanto de la localidad. Tras cruzarlo vemos la plaza del Trigo, o del Mercado. ¡Qué plaza tan hermosa! ¡Y qué nombre tan bonito tiene! ¡Pero qué pena que allí aparquen los coches, pues le hacen perder gran parte de su encanto! Sucede en muchos lugares. Progreso y buen gusto son perfectamente compatibles pese a que muchos, por desgracia, crean lo contrario.


Soportales en la Plaza de España de Atienza, Guadalajara.
Toda la localidad está dominada por el castillo que se halla encaramado en lo alto de un peñasco. Desde allí, a 1.268 metros de altitud, se obtienen unas vistas maravillosas. A lo lejos, si el día está despejado, se ven los picos más elevados de las sierras de Ayllón y Somosierra. Unos picos que en invierno estarán cubiertos por un manto blanco de nieve. Si en vez de mirar hacia el horizonte, acortamos la mirada, tendremos una estupenda vista de pájaro de la localidad. Toda ella está rodeada por campos de cereales. Nos daremos cuenta entonces que sobre los tejados rojizos del entramado urbano destacan las cubiertas de varias iglesias.

Una de las Iglesias de Atienza vista desde el Castillo.
Si los habitantes de Atienza tuvieran que repartirse entre todas las iglesias que tiene, pocos feligreses le iban a corresponder a cada una de ellas. Por eso tres de esas iglesias, más que dedicarse al culto, son sede de unos museos que recomendamos visitar. En su interior, además de los típicos artículos del arte sacro, encontramos exposiciones tan variadas como de fósiles, paleontología o La Caballada.

Detalle de un cartel indicando en nombre de la plaza.
No podemos hablar de Atienza sin mencionar la Caballada, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Se celebra el domingo de Pentecostés. Según narran las crónicas, la fiesta comenzó a celebrarse en el año 1.162, por lo que bien puede afirmarse que es una de las más antiguas de España. En ella se conmemora como los arrieros de Atienza disfrazaron, como si otro más de ellos fuese, al joven Alfonso VIII. De ese modo consiguieron liberarlo del cerco al que estaba siendo sometido en la ciudad.

Localiza el destino en el mapa:


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: