¿...y qué tal unas vacaciones sin salir de España este verano?

Con el fin de ayudar al sector turístico.

Baño en el Alto Tajo.
A quienes nos gusta viajar, visitar lugares desconocidos y vivir experiencias nuevas, nos resulta complicado proponer límites a las perspectivas de un viaje, que es lo que vamos a hacer en este artículo. Eso lo dice quien escribe aquí: un blog de viajes que abarca exclusivamente destinos nacionales. Pero estoy seguro que estas mismas sugerencias que aquí voy a desarrollar las suscribiría cualquier otro periodista o blogger de viajes cuyo ámbito de trabajo sean destinos turísticos internacionales. Pues bien, yendo al grano, lo que pretendo transmitirles en este pequeño artículo es la necesidad de echarle un cable al sector del turismo español programando nuestro gran viaje de vacaciones, o al menos alguno de ellos, a un destino nacional. Si de forma solidaria todos aportamos nuestro granito de arena, conseguiremos reflotar un sector que está pasando por dificultades.


Playa de Hondarribia, en Guipuzcoa.
Eligiendo un destino nacional cuando en tu agencia on line busques un hotel en Matalascañas, o en la Costa Brava, o una casa rural en Soria, o una actividad en Extremadura o en los Picos de Europa, no solo echarás un cable a un sector que lo está pasando mal, sino que además estarás abriendo las puertas a unas vacaciones inolvidables. España está llena de rincones que te harán disfrutar. Esta propuesta que hacemos de dejar un viaje más allá de nuestras fronteras para otro momento es simplemente una sugerencia hacia un acto de solidaridad.

Calle en la ciudad de Avilés, en Asturias.
En este sentido, uno de los sectores que peor lo está pasando es posiblemente el turismo rural. Varios factores influyen en la situación que están viviendo. Una de ellas es, como en cualquier otro ámbito de la economía, la actual crisis económica. Pero existen otras causas más específicas. Durante estos últimos años se ha creado un exceso de oferta de alojamientos rurales a lo que hay que sumar el intrusismo de una oferta de turismo rural que no está legalizada como tal. Quizá aquí, además de nuestra solidaridad, sería conveniente una adecuada organización y categorización por parte de las autoridades administrativas.

Interior de la Casa Rural Las Trojes, en Tamajón, Guadalajara.
Si hemos destacado un sector, también nos gustaría proponer algún destino. El Pirineo, tanto el de Aragón como el de la provincia de Lérida, tan afectados por las riadas acaecidas tras las últimas lluvias y el deshielo, necesitan, ahora más que nunca, que los turistas no le den la espalda. O Lorca, en Murcia. ¿Sabías que si visitas La Fortaleza del Sol estás colaborando cuando pagas tu entrada a la reconstrucción de los daños sufridos en el terremoto del 11 de mayo de 2011?

Fortaleza del Sol en Lorca, Murcia.
También hemos de pensar que si ayudamos con nuestra presencia al sector turístico nacional, también nos estaremos ayudando a nosotros mismos. Si conseguimos mantener los puestos de trabajo, tanto los estacionales como los indefinidos que se ocupan en el sector, y logramos que no cierre ninguna de las numerosas microempresas que, de un modo u otro, viven del sector turismo, conseguiremos mejorar los datos macroeconómicos para, más pronto que tarde, poder salir de esta crisis tan demoledora que estamos viviendo. Por lo tanto, propongo un acto de solidaridad a la hora de elegir el destino de nuestras merecidas vacaciones.

OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: