La fiesta de los Gancheros en el Parque Natural del Alto Tajo.

Rememorando un viejo oficio.

Ganchero junto al río Tajo.
En torno al primer fin de semana de septiembre, desde hace ya unos cuantos años, en las aguas de la cabecera del río Tajo se rememora el viejo oficio del Ganchero. Se trata de una de las fiestas más originales que podemos encontrar en la Comunidad de Castilla la Mancha. De hecho ha sido declarada Fiesta de Interés Regional. Son cinco los pueblos encargados de organizar esta fiesta. A saber: Peralejos de las Truchas, Poveda de la Sierra, Peñalén, Taravilla y Zaorejas. Todos ellos de la provincia de Guadalajara. Cada año el privilegio corresponde a uno de esos pueblos, escogiendo para la celebración el tramo de río más próximo a la localidad.


En plena acción en la Fiesta de los Gancheros.
Los gancheros eran los encargados de transportar los pinos que se cortaban en las sierras de Guadalajara y Cuenca hasta Aranjuez. Para ello, a falta de buenas carreteras, utilizaban el cauce del río Tajo para su transporte. Agrupados en cuadrillas, y enlazando varios troncos a modo de balsa, iban conduciendo con la ayuda de un gancho unido a un mástil -de ahí su nombre-, y con cuidado de no perder ningún tronco por el camino, la madera serrana aguas abajo. Cuando llegaba la noche, con la misma madera que conducían hacían una presa para evitar que ningún tronco escapase de su control.

Agrupando la madera en la Fiesta de los Gancheros.
Al lado del río, junto al lugar en el que habían represado la madera encendían una hoguera para secar la ropa empapada y poder utilizarla al día siguiente. Se trataba, como es fácil de suponer, de una dura vida la que tenían los gancheros. Los avatares que vivió una de estas cuadrillas de gancheros le sirvieron de argumento a José Luis San Pedro para una de sus novelas más conocidas: "El río que nos lleva", que posteriormente saltó a la gran pantalla de la mano de Antonio del Real.

Realizando la "saca" de la madera en la Fiesta de los Gancheros.
Durante la fiesta se muestran algunos de los trabajos asociados a este oficio. En primer lugar veréis el momento en el que la madera, almacenada en una cambra en la orilla del río, es echada al agua. posteriormente es conducida a lo largo de un pequeño tramo de unos doscientos metros hasta el punto en el que, con la ayuda de unas mulillas, se produce la saca. Durante la jornada se realizan actividades que hacen pasar a quienes se acercan a conocer esta tradición un día inolvidable.

Localiza el destino en el mapa:


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: