Castillo románico de Loarre, en la provincia de Huesca.

Un escenario de película.

Capitel del castillo de Loarre
El Castillo de Loarre, en la provincia de Huesca, ofrece una estampa magnífica. Tal es así, que ha sido utilizado en más de una ocasión como localización para el rodaje de películas cinematográficas, series de televisión y anuncios publicitarios. Fue construido en un emplazamiento que lo hacía prácticamente inexpugnable. Con el paso del tiempo se convirtió en monasterio y, pese a que ha perdido sus funciones originales, está lo acertadamente restaurado como para ser considerado uno de los reclamos turísticos más relevantes del norte de Aragón. Estamos seguros de que la visita a esta fortaleza no defraudará a ningún viajero.


Esta fortaleza se encuentra en la provincia de Huesca, a unos treinta kilómetros de la capital, en la comarca conocida como la Hoya de Huesca, Tras pasar la localidad de Loarre, todavía tenemos que recorrer algún kilómetro para llegar hasta el aparcamiento que hay junto al centro de recepción de turistas. Es allí donde se adquieren las entradas, y se organizan las visitas guiadas, para conocer este impresionante castillo. Desde el centro de recepción, una senda conduce a la puerta de la muralla que da acceso al recinto. Siguiendo el sendero se llega hasta la entrada de la fortaleza.
Panorámica del castillo de Loarre, en Huesca.
Si bien es cierto que en la zona se han encontrado restos arqueológicos que hacen pensar a los estudiosos que el lugar fue un antiguo castro íbero, posteriormente un acuartelamiento romano y a continuación castillo musulmán, lo que ahora vemos es posterior. El Castillo de Loarre fue mandado construir en la primera mitad del siglo XI por orden del rey Sancho III el Mayor de Navarra. En la segunda mitad de ese mismo siglo Sancho Ramírez promovió la ampliación para adecuarlo a monasterio agustino. Ya en el siglo XIII se levantaría la muralla. El resultado es que, según algunos historiadores, nos encontramos ante la obra civil románica más importante de la península Ibérica.
Interior del castillo de Loarre, Huesca.
El Castillo de Loarre, además ser inexpugnable, dado su emplazamiento, también ofrece otra peculiaridad de la que, a buen seguro, se percatará el viajero al acercarse. Nos referimos a que está perfectamente mimetizado con el entorno que le rodea. Para su construcción se utilizaron piedras extraídas del propio montículo rocoso sobre el que se asienta. Esta peculiaridad da lugar a que hasta que uno no se ha aproximado lo suficiente, la fortaleza pasa totalmente desapercibida.
Castillo de Loarre, Huesca.
Un dato que hace ver la importancia de este castillo es que fue declarado Monumento Nacional en 1906. También cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural. Incluso se está trabajando para que sea declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. El monumento realmente lo merece.

Localiza el destino en el mapa;
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

1 comentario:

Laura dijo...

este castillo es una joya.