Yacimiento arqueológico de Clunia.

Una gran ciudad romana en la Meseta Norte.

Estatua de la Diosa Fortuna. Clunia.
El yacimiento arqueológico de Clunia, o, siendo más precisos, Colonia Clunia Sulpicia, se encuentra al sur de la provincia de Burgos, junto a la localidad de Peñalba de Castro. Sobre un altozano se extienden los restos arqueológicos excavados, pero oculto a la vista queda todavía mucho por descubrir de lo que fue una importante asentamiento. Una ciudad romana que, igual que sucedió con otras, durante el medievo quedó abandonada y posteriormente olvidada. Solo el trabajo lento y meticuloso de los arqueólogos van sacado poco a poco a la luz los restos con los que podemos imaginarnos el esplendor pasado vivido en estas tierras de la vieja Castilla.


Nada más entrar al recinto de Colonia Clunia Sulpicia, el viajero, previo paso por taquilla, se encuentra un moderno centro de interpretación. Una construcción un tanto vanguardista en cuyo interior se exponen algunas de las piezas encontradas durante las excavaciones. Entre ellas destaca la estatua de la Diosa Fortuna. Como si de un rompecabezas se tratara, se ha reconstruido uniendo las más de doscientas piezas en las que se había fracturado. Paneles explicativos y, cómo no, un audiovisual ayudan al viajero a interpretar las ruinas con las que se encontrará durante la visita a Clunia.
Casas nº 1 de Clunia.

Tras la visita al centro de interpretación, lo más recomendable es llegar hasta el final del yacimiento, donde se encontraba el "Foro" de la ciudad. La gran explanada que servía de reunión de los ciudadanos dan idea de las dimensiones que podía tener la ciudad. Además de las "Tabernae", son fácilmente identificables los lugares que ocupaban la "Basílica" y el "Templo".

Junto al "Foro" también se han excavado varias casas en las que se pueden identificar algunas de sus dependencias e imaginar detalles del modo de vida de sus moradores. El suelo de algunas de sus dependencias estaba decorado con ricos mosaicos, aunque estos, con el fin de preservarlos adecuadamente, no están a la vista del público todo el año.
Termas de Los Arcos I, Clunia. Burgos.
Una peculiaridad interesante de la localización de Clunia es el agua que fluye por el subsuelo. Un agua que fue muy bien aprovechada por sus ciudadanos a través de sus "Termas". "Los Arcos I" y "Los Arcos II" son los dos edificios termales que se han descubierto hasta ahora.
Teatro Romano de Clunia, Burgos.
Pero la gran joya de Clunia es su "Teatro". Aprovechando la orografía del terreno, se distribuye en semicírculo un amplio graderío. Leemos que este recinto tenía capacidad para treinta mil espectadores. Una obra colosal que habla por sí sola de la importancia que llegó a alcanzar esta ciudad en su época de mayor esplendor.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

2 comentarios:

Shekmet dijo...

Hola:

Lo primero de todo decirte que gracias por la información pero el nombre del pueblo está mal escrito es Peñalba de Castro, no Peñalva y que los mosaicos de Clunia si se pueden ver, aunque depende de la época del año y das a entender que no se pueden ver

Jesus Angel Lopez dijo...

Gracias por tus apreciaciones. Ya están corregidas en el artículo.