El alcalde de Benavente nos propone una parada en el camino.

Para conocer los encantos de esta ciudad zamorana.

Torre del Caracol, Benavente. (*)
La ciudad zamorana de Benavente se enclava en un cruce estratégico de caminos. Es el punto en el que se cruzan la Vía de la Plata con la Autovía del Noroeste, siendo, además, la mitad del camino entre la capital de España y las principales ciudades gallegas. Este privilegiado emplazamiento le hace punto de parada para muchos conductores que transitan por estas carreteras. Aprovechando esta circunstancia las autoridades locales pretenden que quienes paren no lo hagan solo para descansar durante el camino, sino que puedan disfrutar también de los atractivos turísticos que ofrece la ciudad beneventera.


Con ese objetivo su alcalde, Luciano Huerga, acompañado por la concejala de turismo Nuria Herrero han presentado en Madrid los atractivos turísticos de la ciudad. Ante un nutrido número de profesionales de la comunicación turística han resaltado que Benavente no es solo lugar de paso, sino que también debe ser destino turístico. Como escenario para la presentación han elegido el Hotel Courtyard by Marriott Madrid Princesa.
Luciano Huerga y Nuria Herrero. (*)
El icono más reconocido de esta localidad, como ha reconocido su propio alcalde, es el castillo de la Mota, y más concretamente la torre del Caracol, que forman parte del Parador de Turismo. Esta torre es el único elemento que resta del antiguo castillo que fue ocupado e incendiado por las tropas. En su interior, esta torre está cubierta por un magnífico artesonado. 
Iglesia de Santa María del Azogue en Benavente, Zamora. (*)
El edificio del parador, aun siendo el más conocido, no es el único atractivo arquitectónico de la ciudad. La iglesia de Santa María del Azogue muestra un elemento muy singular que no debe pasarse por alto: sus cinco ábsides circulares de estilo románico. También se aprecian elementos románicos en la iglesia de San Juan del Mercado. Un alto también merece la plaza Mayor con varias construcciones de interés histórico y artístico.
Fachada del Ayuntamiento de Benavente, en Zamora. (*)
Más allá de los atractivos artísticos que se pueden admirarse por las calles de Benavente, hay que darse una vuelta por los alrededores para dejarse empapar por una naturaleza moldeada por medio de los valles que han ido formando los ríos y riachuelos que surcan estas tierras: Esla, Tera, Órbigo, Eria, Valverde y Vidriales.

Tampoco ha querido dejar pasar por alto Luciano Huerga el patrimonio cultural y festivo de la localidad. En ese sentido ha destacado la "Petición del Toro Enmaromado" que está declarada de Interés Turístico Regional, haciendo especial hincapié en el profundo cuidado que se pone en el trato al animal.

Localiza el destino en el mapa:

(*) Imágenes cedidas por RVEdipress.

No hay comentarios: