Zuheros, uno de los pueblos más bonitos de Córdoba.

Al norte del Parque Natural de las Sierras Subbéticas.

Zuheros fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 2003. Está formado por un conjunto de casas blancas levantadas junto al angosto barranco que forma el río Bailón. Se trata de un núcleo urbano en el que, más allá de este o aquel monumento, destaca un conjunto arquitectónico armonioso y con una ubicación privilegiada.


Zuheros es un pequeño municipio cordobés situado en el límite norte del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, al sur de la provincia de Córdoba. Cuenta con unos setecientos habitantes y su caserío se adapta a la orografía sobre la que se asienta formando un laberíntico y empinado entramado de callejuelas.


Callejeando el viajero descubre rincones con mucho encanto y algunos miradores desde los que se obtienen bellas vistas sobre la campiña. El colofón de la visita a la localidad se alcanza en la plaza ubicada entre el Castillo  y la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios. Esta iglesia se construyó sobre una mezquita anterior. La base del campanario era el alminar de la anterior mezquita. En el interior de la iglesia se halla una talla de la Virgen datada en el siglo XIII 


Desde la plaza se obtienen las mejores estampas del Castillo-palacio cuyos muros se yerguen, señoriales, en lo alto de un peñón. Fue construido por los árabes en el siglo IX. En el siglo XV sufrió una impotante remodelación, de ahí sus líneas renacentistas.

A lado de la localidad transcurre la Vía Verde de la Subbética. Aprovechando la plataforma y parte de las infraestructuras de un viejo ferrocarril, la Vía Verde de la Subbética es un espacio ideal para recorrer a pie o en bicicleta la comarca. Sesenta kilómetros en los que uno de sus elementos más característicos es el puente sobre el río Bailón, a los pies de Zuheros.


Otro de los lugares que hay que visitar en un viaje a Zuheros es la Cueva de los Murciélagos. Ascendiendo por una estrecha carretera, a no demasiada distancia del casco urbano, el viajero llega hasta la entrada de la Cueva de los Murciélagos. Un escenario extraordinario en el que estalactitas y estalagmitas hacen volar la imaginación de los visitantes. En esta cueva se han encontrado restos de la Edad de Bronce.

A mitad de camino de la carretera que asciende hasta la Cueva de los Murciélagos, es recomendable detenerse en un mirador desde el que se obtiene una magnífica panorámica cenital de la localidad. Una fotografía que culminará un entretenido viaje a esta localidad de Andalucía que con todos merecimiento forma parte de la asociación de Los Pueblos más Bonitos de España desde el 15 de octubre de 2015.

Localiza el destino en el Mapa:

No hay comentarios: