Baeza, joya renacentista de Jaen.

Hermana y rival de Úbeda.

Nos encontramos en el centro geográfico de la provincia jienense dos ciudades, apenas separadas por unos nueve kilometros, que rivalizan en belleza. Esas dos ciudades son Úbeda y Baeza. Rodeadas por unos campos ondulantes poblados por infinidad de olivos, estas ciudades ofrecen al viajero los conjuntos arquitectónicos renacentistas más representativos, no solo de la provincia de Jaen, sino posiblemente de toda Andalucía. Como cada una de esas ciudades merece por sí sola nuestra atención, en este artículo nos centraremos en la ciudad de Baeza. Otro día escribiremos sobre Úbeda.


Esta población está unida, por diferentes motivos, a dos nombres propios: Antonio Machado y Andrés De Vandelvira. El primero porque, tras la muerte de su esposa en la ciudad castellana de Soria, se trasladó al instituto de esta ciudad en el que impartió clases de gramática francesa entre los años 1912 y 1919. Así pues, parte de la colosal obra de este poeta de la Generación del 98 fue escrita en en estas tierras andaluzas. El segundo de los personajes citados, el arquitecto renacentista, natal de la población albaceteña de Alcaraz, Andrés de Vandelvera, está unido a esta localidad porque aquí podemos disfrutar con algunas de sus obras.

Conocer el patrimonio artístico de esta ciudad, que junto al de su vecina han tenido el reconocimiento de la Unesco declarándolas Patrimonio de la Humanidad, es relativamente cómodo, pues casi todos sus monumentos se hallan concentrados en el casco histórico. Un buen punto de partida para conocerlo es la Plaza de los Leones que ofrece la imagen más reproducida de la ciudad. Allí se halla la Casa del Pópulo, por lo que también se le conoce por este nombre a la plaza, el Arco de Villalar y la Fuente de los Leones.


Callejeando, iremos descubriendo todos los edificios monumentales que atesora esta hermosa ciudad: el Palacio de Javalquinto, la Iglesia de Santa Cruz, la Catedral, el edificio del Ayuntamiento, el arco del Barbudo, la antigua Universidad ...., así hasta llegar a la plaza de Santa María con la neoclásica fuente del mismo nombre.

Pero el ambiente social y animado de Baeza hay que buscarlo en otra plaza, la del Mercado. Cuando el sol andaluz aprieta, o cuando los pies comienzan a reclamar su merecido reposo, es en la plaza del Mercado donde hay que buscar un establecimiento para reponer fuerzas. Allí abren sus puertas algunos de los bares y restaurantes más apreciados de la ciudad.

Localiza el destino en el mapa.

No hay comentarios: