Fiesta de la bicicleta en Madrid

Una forma alternativa de conocer la ciudad.

Ciclistas junto a la Cibeles.
La capital de España no es, por varias razones, una ciudad amable para las bicicletas. Más bien sucede todo lo contrario. El tráfico denso es la causa más determinante para que el desplazamiento en bicicleta tenga escaso éxito, pero no es la única. Las dimensiones de la ciudad obligan a desplazamientos demasiado largos que, además, se ven jalonados por constantes cuestas dada la quebrada orografía sobre la que se levanta la ciudad. El resultado es que, a diferencia de otras ciudades europeas, o incluso españolas, el uso de la bicicleta como transporte urbano es  meramente residual.


Ciclistas preparados para tomar la salida.

Otra cosa bien diferente es lo que ocurre durante los fines de semana. Miles de ciclistas abarrotan los pocos carriles bici con los que cuenta la ciudad. El más concurrido de esos carriles bici es, sin duda alguna, el anillo ciclista que, con sus más de sesenta kilómetros de longitud circunda toda la ciudad. El mayor inconveniente que tiene este carril es que discurre por los barrios periféricos. El lado más atractivo es que atraviesa numerosas zonas verdes, algunas de ellas tan emblemáticas como son la Casa de Campo o el Parque Lineal del Manzanares.

Pedaleando con la Puerta de Alcalá de fondo.

Pero si lo que buscáis es conocer la ciudad desplazándoos es este ecológico medio de transporte, la solución es participar en la fiesta de la Bicicleta. Coincidiendo en las últimas ediciones, y ya van más de treinta, con el primer domingo del mes de octubre, miles de ciclistas de todas la edades invaden la ciudad en una jornada que, como su nombre indica, es una autentica fiesta en la que las bicicletas son las protagonistas.

Los participantes pasan ante la nueva sede municipal.

Partiendo junto al parque del retiro, el recorrido, de unos veinte kilómetros de longitud, pasa por importantes puntos de interés turístico como son las plazas de Castilla y España. Se recorren total o parcialmente calles tan castizas como son la Castellana, Princesa, la centenaria Gran Vía o los paseos del Prado y Recoletos. Durante el recorrido tendréis como espectadores de lujo a edificios tan singulares como son las Torres Kio, el estadio Santiago Bernabeu, el complejo de Azca, los Nuevos Ministerios, y los Museos Tyssen y Prado. Además de bordear la Puerta de Alcalá ,viendo pasar el tiempo, también podréis fotografiaros, sin coches de por medio, junto a las fuentes de Neptuno o Cibeles, en las que los aficionados atléticos y madridistas respectivamente celebran sus éxitos deportivos.

Localiza el destino en el mapa:

OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: