Camino Natural, Vía Verde Vegas del Guadiana.

Tramo meridional del frustrado tren de la Jara.

Viaducto sobre el río Guadiana.
Los proyectos megalómanos de gobernantes ambiciosos se han repetido numerosas veces a lo largo de la historia de nuestro país. No son algo exclusivo de la bonanza económica que nos ha conducido a esta crisis reciente, sino que ya en el pasado se iniciaron grandes obras que, por una un otra razón, quedaron inconclusas. Uno de esos macroproyectos que no tuvo el final deseado fue el ferrocarril de la Jara que pretendía unir las localidades de Villanueva de la Serena con Talavera de la Reina. Su finalidad era la de transportar los productos agrícolas que se cultivaban en las vegas del Guadiana hasta el gran centro de consumo que es la capital de España. Pero el comienzo de la Guerra Civil española hizo que se interrumpieran las obras dejando todo a medio hacer.


Estación de Madrigalejo. Camino Natural Vía Verde Vegas del Guadiana.
El ferrocarril de la Jara, aunque inconcluso, quedó muy avanzada en sus obras. Buena parte de la plataforma sobre la que debían de asentarse las traviesas y los raíles quedó terminada con sus correspondientes viaductos y túneles. Apeaderos, andenes, almacenes... esperaron unos trenes que nunca aparecieron y el tiempo les ha pasado su inclemente factura.

Un alto en el Camino Natural Vía Verde de las Vegas del Guadiana.
Un nuevo proyecto, no tan ambicioso, y con una visión mucho más humana, ha rescatado del olvido este camino ferroviario, que nunca llegó a ejercer de tal, para convertirlo en un camino natural -o vía verde- muy apta para ser transitada a pie, a caballo o en bicicleta. Actualmente este camino, de casi 180 kilómetros de longitud, esta integrado por tres tramos unidos entre sí. Son la Vía verde de la Jara, cuyo trazado atraviesa tierras de Castilla la Mancha, la Vía Verde Vegas del Guadiana, que partiendo de Villanuava de la Serena, en la provincia de Badajoz, llega hasta Logrosán, en Cáceres, y el Camino Natural de Guadalupe que une los anteriores por el tramo cuya obra no llegó a ejecutarse.

Infraestructura abandonada del inconcluso ferrocarril de la Jara.
Nosotros hemos recorrido en bicicleta la Vía Verde de las Vegas del Guadiana partiendo desde Villanueva de la Serena. Atravesando campos de cultivo y las características dehesas extremeñas hemos pasado por los apeaderos abandonados de Rena, Madrigalejos o Campolugar hasta llegar a la estación de Logrosán. Son 52 kilómetros de suave recorrido en el que los siempre temidos vehículos a motor tienen vetado el paso. ¡Toda una gozada para los amantes del cicloturismo! Eso sí, en algunos tramos del recorrido echamos en falta un mayor celo en su mantenimiento. Tal es así que, por momentos, la vegetación abraza con tanto celo la vía que apenas queda un estrecho camino por el que transitar.

Localiza el destino en el mapa:


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: