La Laboral de Gijón: ciudad de la Cultura.

Un espacio reconvertido para el siglo XXI.

Plaza Central de la Laboral, Gijón.
La ciudad asturiana de Gijón ha visto en estos últimos años como un nuevo faro cultural ilumina la ciudad: la Laboral. Se trata de las antiguas instalaciones de la Universidad Laboral que, tras muchos años formando a hijos de trabajadores para su incorporación al ámbito profesional, y varios de abandono, han sido adaptadas a nuevos usos más acordes al siglo XX. Con ello se ha conseguido que todo este complejo se haya convertido en un referente del mundo de la cultura gijonesa. Pero no solo las actividades que allí se desarrollan son merecedoras de ser destacadas. El mismo edificio por sí solo ya es un motivo más que suficiente para acercarse hasta este enclave.


Todo este complejo fue diseñado en su origen como espacio benéfico docente en el que formar a los hijos de los mineros como profesionales altamente cualificados. Con el tiempo fue transformado y adecuado como Universidad Laboral, siendo en ese momento la más ambiciosa de las existentes hasta ese momento en España. A la vista queda que las dimensiones y la proporción del proyecto estuvo a la altura del ambicioso proyecto con el que fue ideado.
Detalle en la fachada de la iglesia de la Laboral de Gijón.
Cuando uno se va acercando a la Laboral ya le sorprende en la distancia las dimensiones de todo el conjunto de edificios que la configuran, Sobre ellos, erigiéndose como gran atalaya, destaca la Torre. Dicen que con sus ciento treinta metros de altura es la torre construida íntegramente en piedra más alta de España. En ella, su diseñador, Luis Moyá, combinó aspectos de la Giralda se Sevilla, la Torre de Hércules y el Faro de Alejandría. Pese a tanto eclecticismo, la mezcla resulta armoniosa a la vista.
Detalle de la Sala de Pinturas de la Laboral de Gijón. Enrique Segura.
Si ya la torre destacaba en la distancia, mucho más lo hace desde la Plaza Central, corazón de la Laboral.  Las dimensiones de la plaza central no son nada despreciables: 150 metros de largo por 50 de ancho. Está presidida por La Torre, pero también llama poderosamente la silueta curvada de La Iglesia. No te pierdas el interior de la iglesia, de planta elíptica, con sus muros decorados con mármoles de diferentes colores. Aun con todo lo más llamativo es su colosal cúpula formada por más de medio millón de ladrillos.

Otro espacio cuya visita no debes pasar por alto es el antiguo salón de actos, reconvertido en la actualidad en teatro auditorio. En él destaca la antesala de la primera planta. Es la Sala de Pinturas. En ella Enrique Segura decoró las paredes con figuras alegóricas que representaban la razón de ser de la Universidad Laboral.
Vista desde la Torra de la Laboral de Gijón.
Antes de marcharte, y como última recomendación, creo que es imprescindible subir a La Torre. Las vistas, como bien puedes imaginar, son espectaculares. A tus pies tienes los tejados de todas las dependencias de esta institución. Si todavía no te habías percatado, es ahora cuando valorarás en sus justa medida lo ambicioso del proyecto, En la lejanía, a un lado Gijón; al otro las estribaciones de la cordillera Cantábrica. Sencillamente precioso.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: