Los 10 castillos más bonitos de Castilla La Mancha.

Seña de identidad de pueblos y ciudades.

Castilla la Mancha se ha vendido al sector del turismo por ser la tierra por la que el hidalgo caballero creado por la imaginación de Cervantes viviera sus más famosas aventuras. Pero más allá de la figura del Quijote, esta región del interior de España ofrece al visitante otras muchas joyas. Entre ellas, las numerosas fortalezas heredadas del medievo. En este artículo se ofrece una selección de diez castillos, dos por provincia, que no son nada más que una pequeña muestra del vasto patrimonio cultural de sus pueblos y ciudades.


1.- Alarcón. (Cuenca). Fue construido sobre los cimientos de una alcazaba árabe anterior. Su promotor fue el poderoso Marqués de Villena y uno de sus más notables moradores fue el Infante don Juan Manuel, autor de una de las obras más relevantes de la historia de la literatura española: Los cuentos del Conde Lucanor. Su estado de conservación es excelente habiendo sido adaptado como Parador de Turismo.

2.- Alcalá de Júcar (Albacete). Construido entre los siglos XII y XIII es de origen musulmán, Posee planta pentagonal y corona el caserío escalonado de la hermosa localidad de Alcalá de Júcar. Es una construcción sencilla y muy restaurada por lo que su visita siempre resulta una experiencia agradable.

3.- Argamasilla de Alba (Ciudad Real). En las proximidades de esta localidad se levanta el castillo de Peñarroya, conocido también con el nombre de castillo del Guadiana. Enclavado al borde de un acantilado junto al río, logra unas excelentes defensas naturales. Su estado de conservación, debido a las diversas restauraciones a las que ha sido sometido, es bueno.

4.- Belmonte (Cuenca). El Castillo de Belmonte fue mandado construir por el Marqués de Villena en 1465 y sufrió importantes reformas en el siglo XIX, cuando fue reconstruido por Eugenia de Montijo, esposa del emperador Napoleón III. Su estado de conservación actual es muy bueno, habiendo sido adaptado con pulcritud para las visitas turísticas. En torno a él se ha configurado la Ruta de los Castillos del Marqués de Villena.

5.- Bolaños de Calatrava (Ciudad Real). Dentro del casco urbano de esta ciudad manchega el viajero puede visitar el castillo de doña Berenguela. En el destaca la esbelta torre del homenaje, de planta cuadrada y cuatro alturas. Es una visita imprescindible de la localidad y presenta un cuidado estado.

6.- Chinchilla de Montearagón (Albacete). Una de las singularidades de este castillo albaceteño, construido en el siglo XV, es su imponente foso, con hasta seis metros de profundidad. Actualmente solo se puede visitar por el exterior, ya que se están realizando reformas en sus dependencias interiores. Se ubica a unos diez kilómetros de la capital provincial.

7.- Guadamur (Toledo). Este castillo fue construido en el siglo XV. Su halla a solo 15 kilómetros de la ciudad de Toledo. Muy cerca se encontró el Tesoro de Guarrazar, uno de los vestigios más relevantes de la cultura visigoda. El estado de conservación del castillo es mu bueno, pero las visitas turísticas son bastante limitadas. Uno de los usos más frecuentes del castillo es como localización para producciones audiovisuales.

8.- Molina de Aragón (Guadalajara). Este castillo está formado por varios recintos amurallados de cuyos lienzos se conservan algunos en buenas condiciones. Otros se han perdido, como también se han desaparecido elementos del edificio principal. Se conservan en muy buen estado varias torres en las que una de sus peculiaridades son las piedras esquineras de colo ocre. La mejor panorámica se obtiene desde la carretera que se dirige hacia el Parque Natural del Alto Tajo.

9.- Oropesa (Toledo). El castillo de Oropesa no es uno, sino dos. Y además están adosados a un palacio por lo que todo el conjunto parece una unidad. Su vista más espectacular se obtiene desde la distancia y en el interior del palacio se encuentra un Parador de Turismo. Es el primero que se abrió aprovechando las instalaciones de un edificio histórico. El estado de conservación es aceptable y muy cuidado, siendo muy atractivas las visitas turísticas.

10.- Siguenza Guadalajara). El castillo segontino también se ha reconvertido en un magnífico Parador de Turismo. Su estado, por lo tanto. es estupendo. Desde el exterior, el gran edificio levantado en lo más alto de la ciudad aparenta una recia fortaleza. Pero cuando el viajero accede a su patio de armas, la sensación cambia por completo. 

Localiza los castillos en el mapa:


No hay comentarios: