Palacio Real de Madrid.

El Palacio de Oriente que se encuentra en occidente.

Escalera del Palacio Real.
El Palacio Real de Madrid es, posiblemente, el edificio más monumental de la capital de España. Pese a ello, no es el más representativo de la ciudad. Ni tan siquiera al que más cariño le tienen los madrileños. Todo ello nos parece sorprendente y, por qué no, hasta injusto. ¡Cuán orgullosos se sentirían en otros muchos lugares de contar entre su patrimonio con semejante construcción! Creemos que esto es así porque este edificio es un icono de la monarquía de España cuyo ámbito trasciende con creces los límites del sentimiento local.

Aunque erróneamente algunos así lo creen, el Palacio Real no es la residencia de los reyes de España. El último monarca en habitarlo fue Alfonso III, aunque no fue el último jefe de estado que tuvo allí su residencia. Durante la II República, Manuel Azaña fue su inquilino. Posteriormente ningún otro jefe de estado fijó allí su residencia. Recordemos que el general Franco vivió en el Palacio del Pardo, los monarcas Juan Carlos I y Felipe VI en la Zarzuela y todos los presidentes de gobierno que ha tenido España desde la restauración de la democracia han residido en el palacio de la Moncloa.
Panorámica del Palacio Real de Madrid.
De este modo, el Palacio Real se utiliza ahora, además de para las visitas turísticas, para determinados actos protocolarios. Algunos de esos actos se han convertido en hitos de gran relevancia de nuestra historia. En él se firmó, por ejemplo, el acta de adhesión de España a la Unión Europea o, más recientemente, la abdicación de Juan Carlos I en favor de su hijo Felipe VI.
El palacio Real de Madrid, se levanta sobre el solar en el que primero hubo un castillo musulmán del siglo IX y después un lujoso alcázar erigido en el siglo XVI. Tras un pavoroso incendio en la nochebuena del año 1734, el viejo alcázar quedó completamente destruido y su lugar lo ocupó el suntuoso edificio que ahora podemos contemplar. La construcción del actual Palacio Real fue promovida por el rey Felipe V.
Interior del Palacio Real de Madrid.
Para su construcción se llamaron a los arquitectos más relevantes del momento del mismo modo que se hizo venir a los más prestigiosos pintores para decorar sus salas. Así pues, en un recorrido por sus dependencias nos veremos rodeados por un conjunto de obras de un altísimo valor artístico. Dentro del recinto del palacio también podréis visitar la Real Armería que está formada por una colección de armaduras y demás pertrechos de guerra con los que se ataviaban oficiales y soldados para la guerra. Cuentan que se trata de una de las mejores colecciones del mundo de este tipo.

El palacio está rodeado por sus cuatro costados por otros tantos puntos de interés turístico de Madrid. Al norte se encuentran los jardines de Sabatini; al sur la catedral de la Almudena; en el este la plaza de Oriente y el Teatro Real y al oeste los jardines del Moro. Esta circunstancia hace que en los alrededores se agrupen los turistas ya que es unos de los puntos más visitados de la ciudad.
Cambio de Guardia del Palacio Real de Madrid.
También se le conoce como Palacio de Oriente, lo cual sorprenderá a más de uno, pues está enclavado en el occidente de la ciudad. La razón es muy simple. Como hemos dicho anteriormente, la plaza que se encuentra al este del palacio se la bautizó, por su ubicación respecto al palacio, con el nombre de plaza de Oriente. Pues como al Palacio Real se accede desde la plaza de Oriente de la ciudad.... ahí está la explicación.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: