Catedral de Santa María de Gerona.

El templo de una sola nave.

Torre de la Catedral de Gerona.
Cuando se habla de una catedral desconocida, enseguida nos viene a la imaginación la imagen de un templo con estilizadas y puntiagudas torres, tres o cinco naves separadas por columnas lobuladas y una infinidad de capillas entre los contrafuertes que, en el exterior, están coronados por pináculos y otros elementos decorativos. Pero la catedral de la ciudad de Gerona no se amolda a dichas premisas. Ahora bien, no por ello el templo carece de interés. Mas bien sucede todo lo contrario. Sus particularidades le confieren un carácter único, por lo que la visita al templo catedralicio de esta ciudad catalana es una cita imprescindible para los amantes del arte religioso.

Vista general de la Catedral de Gerona con los Pirineos al fondo.

La primera y gran particularidad de este edificio es que solamente tiene una nave. En un principio iba a tener tres naves, y así se comenzó a construir la cabecera del templo. Pero posteriormente se cambió el proyecto y se sustituyeron las tres naves del proyecto inicial por una sola, eso sí, mucho más ancha. Tal es así que en muchas guías turísticas y libros de arte leeréis que se trata de del templo religioso con la nave , de estilo gótico, más ancha de toda España.

Fachada barroca.
En cuanto a su torre, esta es recia, muy recia, acorde al carácter defensivo que el paso de los acontecimientos históricos le ha dado fama a los gerundenses. También es alta, qué duda cabe, aunque su altura pudiera ser sobredimensionada por la ubicación del templo en el la zona alta de la ciudad. De hecho, la portada barroca de la fachada oeste tiene ante sí una bella y larga escalinata por la que deben ascender los feligreses que viven en la parte baja de la ciudad, en arduo peregrinaje,  para acceder a los oficios religiosos. El esfuerzo de la ascensión puede verse recompensado, en cierta medida, por el encanto de la plaza.


Portada sur de la catedral gerundense.
La belleza y hermosura de la Catedral de Gerona es aún mayor por la belleza del entorno en el que está enclavada: el casco histórico de la ciudad de Gerona. El dédalo de callejuelas que la rodean, en las que la piedra tiene un protagonismo excluyente de cualquier otro material constructivo, te harán sentir el ambiente de una auténtica ciudad medieval. Es la misma sensación que tendrás si paseas por los tránsitos románicos del claustro catedralicio.
Localiza el destino en el mapa:


OTROS POSTS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: