Hotel Palacio de Cutre.

Jornadas de micología y caza.

La gastronomía, buen aliciente para viajar. (*)

A la gente le gusta viajar, y cada uno lo hace por una razón diferente. Unos viajan para conocer edificios singulares, otros para pasear por paisajes idílicos, o para callejear por ciudades medievales, o para comprar. Incluso los hay que viajan para tumbarse durante diez días al sol sin hacer absolutamente nada. En fin, que cada uno hace turismo por lo que le da la gana que es, sin duda, la más respetable de las razones. Otro de los atractivos que más peso tienen actualmente en el turismo y por el cual a la gente le gusta desplazarse de un lugar a otro es la gastronomía. A sabiendas de ello, cada vez son más los hoteles y restaurantes que organizan jornadas gastronómicas a cual más interesante. Uno de esos establecimientos a los que hacemos referencia es el Palacio de Cutre, en Asturias. A él le dedicamos las lineas que vienen a continuación.

Palacio de Cutre, Asturias.
  
El Hotel Palacio de Cutre es un bello edificio del siglo XVI enclavado en un entorno idílico, entre valles y montañas, en la sierra de Sueve, en el Concejo de Piloña. Torreón, capilla y hasta murallas tiene el edificio en cuyo interior posee dos comedores en los que disfrutar de lo mejor de la cocina asturiana.

Una imagen de las Jornadas de micológicas y de caza (*).

Sin duda es el lugar ideal para la celebración de unas jornadas gastronómicas. Así, al menos, lo entendieron sus gestores pues desde hace ya varios años en dicho lugar se celebran unas jornadas de micología y caza que congregan a los mejores críticos gastronómicos del principado de Asturias. Eso ocurre en el mes de noviembre, cuando los bosques circundantes se cubren de tan preciados productos micológicos, o cuando la caza ofrece sus presas mejor apreciadas en los fogones de la cocina.
La oferta va de carnes de caza a gran variedad de setas (*)
El restaurante a la carta del Hotel Palacio de Cutre elabora una propuesta especial para este evento gastronómico. En esta propuesta se incluyen las mejores carnes y setas de la temporada. Así pues, vuestra elección puede ir desde la carne de jabalí a la del venado pasando por el faisán, la perdiz o el corzo. En cuanto a la variante micológica, no faltan los níscalos, la colmenilla o el rebozuelo entre otras setas típicas de la región. Sin duda, y nunca mejor dicho, una excelente forma de saborear el otoño.

Localiza el destino en el mapa:


OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR:
(*) Imágenes cedidas por GRUPO RV EDIPRESS.

No hay comentarios: