Tamajón, a la vera del Ocejón.

Puerta a la ruta de la "Arquitectura Negra".

Detalle de una fachada blasonada.
Cuando uno se dirige hacia el norte de la provincia de Guadalajara desde la capital provincial, siempre tendrá delante de él, rompiendo la línea del horizonte, la soberbia estampa del pico Ocejón. No es éste el monte más elevado de la provincia alcarreña, pero sí es, con diferencia, el más emblemático. A él acuden cada fin de semana numerosos soñadores de alpinistas para acometer su ascensión. Poco antes de llegar a sus laderas, el viajero se encuentra con la bella población de Tamajón en la que merece la pena, no solo detenerse, sino dedicarle un buen espacio de tiempo.  Paseando por sus tres calles principales se perciben las glorias de tiempos pasados estampada en la belleza de los blasones que decoran las fachadas de los edificios más nobles.

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, en Tamajón.
Tamajón, además de tener sus propios atractivos turísticos, es muy visitada durante los fines de semana porque bien puede ser considerada la puerta de la ruta de la"Arquitectura Negra". Forma esta ruta una serie de pueblos que han utilizado como principal material en la construcción de sus casas lajas de pizarra, abundantes por la zona. Los pueblos que forman la ruta de la Arquitectura Negra se distribuyen en dos carreteras situadas en las laderas este y oeste del monte Ocejón, siendo Tamajón el punto donde arrancan sendos ramales.


Paraje conocido con el nombre de "Ciudad Encantada" en Tamajón.
Si después de llegar hasta aquí lo que quieres es descansar y no entra en tus planes coger el coche para disfrutar de la naturaleza circundante, no te preocupes. A las afueras de la población, tras dejar atrás la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, junto a la ermita de Nuestra Señora de los Enebrales, podéis conocer el paraje conocido como Ciudad Encantada. A imagen y semejanza de su homónima de Cuenca, una serie de formaciones pétreas hacen las delicias del viajero.


Interior de la casa rural "Las Trojes", en Tamajón.
Muchos madrileños vienen a conocer esta comarca y regresan al anochecer a dormir a casa, pues no es demasiada la distancia a la que se encuentra la capital de España. Puede ser una opción, pero en toda la comarca en general y en Tamajón en particular, hay muchas casas rurales  que no os defraudarán. Si sois de los que queréis pasar la noche por estas tierras os recomiendo la casa rural Las Trojes. Una cuidada decoración acompañada por una esmerada atención por parte de Teresa, tanto al recibiros como en la cocina, conseguirá que el fin de semana os resulte inolvidable. Al menos, a mí me lo pareció. 

Localiza el destino en el mapa:


OTROS POSTS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: