Taberna La Fernadica, restaurante único en Ledesma, Salamanca.

Una experiencia difícil de olvidar.

Fernandica.
Uno, que anda de la Ceca a la Meca, ha comido en restaurantes de todo tipo. Unos de mucho postín, otros de una cutrez indescriptible, algunos tan caros que parecen estar regentados por ladrones más que por restauradores, otros tan baratos que se ponen en duda las leyes matemáticas aplicadas a la economía, los he conocido de comida minimalista, pero también de comida tradicional. Pues bien, recientemente, y casi de casualidad, hemos tenido la oportunidad de conocer el restaurante La Fernandica, en la localidad salmantina de Ledesma. Es un lugar único, de esos que puedes recomendar a los amigos con la certeza de que quedarán gratamente sorprendidos.


Cuando entras a la Taberna La Fernandica, lo primero que se te pasa por la cabeza, si no has oído hablar de él, es aquello de "donde me he metido". En las tres generaciones que lleva funcionando el local dudo que se haya hecho ninguna reforma, y espero que pasen otras tres antes de que se toque nada. Pese a la primera impresión comentada más arriba, entenderás que su decoración, y su estructura -un pequeño zaguán y dos minúsculas habitaciones- es parte importante del encanto que tiene este restaurante, al que sería más correcto llamarle casa de comidas.
En la Taberna la Fernandica todo es comida casera.
Antes de haberte aclimatado al ambiente, Fernandica, que, por cierto, aunque todos la conozcan por ese nombre, se llama Tere, te atenderá con todo el cariño que puedas imaginar. Dudo que muchas abuelas traten a sus descendientes cuando acuden a su casa a comer con tanto cariño como "Fernandica" trata a cada uno de sus clientes.
Tabla de quesos con la que te sorprenden antes de los postres.
Ni qué decir tiene que la comida es casera y servida en abundancia. Y si eres de los que nunca se llena, antes de llegar a los postres te ofrecen una mesa camilla llena de quesos. De postre tienes a tu disposición varias tartas que todavía tienen el aspecto de haber sido terminadas en ese mismo momento de cocinar. De la factura no te preocupes. Es accesible a todos los bolsillos.
Exterior dela Taberna la Fernandica.
Nosotros caímos en la Taberna la Fernandica de casualidad, pero su fama, forjada a través del boca a boca, hace que los fines de semana sea complicado encontrar hueco, luego te recomiendo reservar. Su teléfono es 923 570 054. Se ubica fuera del casco monumental de Ledesma, en una humilde construcción. Este restaurante es muy recomendable.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: