Castillo de Coca

El ladrillo hecho fortaleza.

El Castillo de Coca se localiza en la población del mismo nombre, en la provincia de Segovia, a apenas cincuenta kilómetros de la capital. Habiéndose utilizado el ladrillo como principal material en su construcción, ofrece una decoración gótico mudéjar muy interesante. Se dice de él que es la construcción militar más importante de España de este estilo. El edificio está perfectamente restaurado siendo utilizado actualmente como un centro de enseñanza. Aun así, admite visitas turísticas. La imagen más interesante es la que ofrece hacia el exterior.

Castillo de Coca en la provincia de Segovia 
Los orígenes del Castillo de Coca están perfectamente documentados. Don Alfonso de Fonseca y Ulloa ,obtuvo de Juan II autorización para su construcción en 1453. No obstante, fue su sobrino, Alonso de Fonseca y Avellaneda quien comenzó la obras de construcción unos años más tarde.

Con el tiempo la fortaleza terminó como una de las muchas posesiones que reunió la Casa de Alba. Sus propietarios la cedieron en 1954 al Ministerio de Agricultura, Según cuentan los guías, la cesión se hizo por 99 años y a cambio de una peseta de alquiler anual. Tras los cuatro años que duraron los trabajos de rehabilitación, se instaló en él una Escuela de Capacitación Forestal.
Entrada del Castillo de Coca en Segovia.
El aspecto exterior ofrece una estampa magnífica. Partiendo de la peculiaridad de que ha sido construido con ladrillos, el color dominante de la construcción es el ocre. Pese a no estar levantado sobre un alto, ofrece muy buenas vistas desde varios puntos, destacando la torre del Homenaje. Su estilo gótico mudéjar, muestra una atractiva decoración más propia de un palacio que de una fortaleza.

Actualmente el Castillo de Coca alberga en sus dependencias una Escuela de Capacitación Forestal. Por lo tanto, buena parte de sus dependencias no son visitables. Casi se puede decir que el recorrido turístico por su interior se circunscribe a la torre del homenaje, desde la planta baja, en la que se encuentra la vieja capilla, hasta lo alto de la misma desde la que se obtienen buenas panorámicas sobre el entorno.
Castillo de Coca, en la provincia de Segovia.
Para acceder a él es necesario salvar un profundo foso que le hacía casi inexpugnable. Para ello un puente fijo, que posiblemente en otros tiempos fue levadizo, nos conduce a su entrada principal. Una vez en su interior, se llega hasta su patio porticado desde el que se inicia la visita al Castillo.

Localiza el destino en el mapa:
 

OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: