Fiestas de San Isidro de Madrid.

La Pradera, chulapos y chulapas, rosquillas del santo...

Las Fiestas de San Isidro, que se celebran durante gran parte del mes de mayo, tienen el 15 como el día principal. Durante esa jornada salen a la luz trajes y bailes tradicionales, se consumen productos gastronómicos típicos, se acude en romería a la Ermita del Santo y, durante un mes, los aficionados al toreo acuden religiosamente, a las siete de la tarde, día tras día, a la plaza de las Ventas

La gran ciudad de Madrid es la típica urbe construida con gentes llegadas de todo el mundo. Pese a ello, aún mantiene unas fiestas populares heredadas de sus antepasados. El quince de mayo, la Pradera de San Isidro, situada junto a la ermita del mismo nombre, al otro lado del Madrid Río, se convierte en el centro de los principales actos festivos. Allí acuden, año tras año, miles de madrileños para pasar una jornada lúdica. Algunos de ellos, los más castizos, aprovechan ese día para desempolvar los tradicionales trajes de chulapos y chulapas, siendo quienes visten estas indumentarias los que más colorido dan a la fiesta.

Ermita del santo en el día de San Isidro. Madrid.
En el entorno de la pradera se instalan todos los artilugios típicos de una feria. Casetas y puestos ambulantes de todos los tipos ocupan las calles aledañas. Así pues, no faltará nada para pasar un día entretenido. Lo que no se debe olvidar es comprar las características rosquillas del santo. Además de ser propias para la ocasión, están muy ricas. Hay que saber que las hay listas y tontas, Las primeras se diferencian de las segundas en su recubrimiento blanco, pero ambas están igual de apetitosas.

Chulapas en la pradera de San Isidro. Madrid.
En los jardines de las Vistillas, junto al viaducto, también se celebran algunos actos programados para las Fiestas de san Isidro. Son principalmente espectáculos musicales. Conciertos y verbenas amenizan las veladas primaverales de este rincón madrileño en los días que preceden y suceden al 15 de mayo.

Rosquillas del Santo. Listas y tontas.
El otro gran evento que no hay que pasar por alto en las Fiestas de San Isidro son las corridas de toros. Los aficionados a la tauromaquia saben muy bien que los festejos taurinos son uno de los grandes iconos de  Feria de San Isidro. Para ello, la plaza de toros de las Ventas, tarde tras tarde, presenta una entrada espectacular para ver las faenas de  las principales figuras del toreo.

Localiza el destino en el mapa:

No hay comentarios: