La Valetta, capital de Malta.

Hermosa ciudad del pequeño Estado maltés.

La Valetta es la pequeña capital de la nación de Malta. Una ciudad amurallada llena de monumentos, iglesias, museos y rincones mágicos. Pasear por sus empinadas calles, admirar sus impresionantes vistas o comer en cualquiera de sus restaurantes es todo un placer para los sentidos. Una ciudad de color ocre que transporta a sus visitantes a la fascinante Edad Media.


La Valetta fue construida en el siglo XVI por los Caballeros de la Orden de San Juan, conocidos más popularmente como los Caballeros de la Orden de Malta. La ciudad debe su nombre a la persona que impulso su construcción: Jean Parisot de la Valette.

La ciudad de La Valetta se levanta sobre una pequeña península y está toda ella fortificada. Tiene dos calles principales con trazado longitudinal: La calle de la República y la calle de los Comerciantes. Son las dos calles más comerciales donde se puede comer y comprar todo tipo de souvenirs. Otras calles transversales las cruzan formado un trazado regular, aunque de empinadas cuestas.


Los lugares que hay que conocer durante un viaje a La Valetta, ciudad que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980son:

1.- Upper Barrakka Gardens: se trata de unos jardines que fueron construidos por los Caballeros de San Juan en el siglo XVII. Merece la pena visitarlos sobre todo por las impresionantes vistas que se obtienen del puerto y de las tres ciudades.

2.- Concatedral de San Juan: Este templo, ubicado en el centro de la península, posee un interior impresionante y es el lugar más turístico de la ciudad.

3.- La Casa Rocca: Piccola es un palacio aún habitado en el que se pueden visitar 12 salas.

4.- El Fuerte de San Telmo: El fuerte fue construido para proteger los puertos de La Valetta. Hoy en día alberga el Museo Nacional de la Guerra.

5.- Palacio del Gran Maestre: Fue la residencia de los Grandes Maestros de la Orden de Malta y en la actualidad es la oficina del presidente de Malta.

6.- Las tres ciudades: Ya no forman parte de lo que administrativamente es La Valeta, pero están unidas a ella sin solución de continuidad. Son; Vittoriosa, Senglea y Cospicua, Las tres merecen la pena ser visitadas  y tienen magníficas vistas.


Pero Malta es mucho más. Callejeando por sus calles se descubre una ciudad fascinante llena de rincones, lugares mágicos y vistas sobre el Mediterráneo que conseguirán que una única visita a esta ciudad no sea suficiente para descubrirla en su totalidad. También son numerosos los vestigios que aún se pueden ver de su pasado colonial. Hay que recordar que hasta el 21 de septiembre de 1964. día en el que logró la independencia, era una colonia inglesa.


Para estancias de más de un día, hay que visitar ciudades como Mdina, Rabat y sus catacumbas, o tomar un barco rumbo a Comino Estas son algunas opciones que se deben tener en cuenta. Lo que esta claro es que La Valetta no es un destino para conocer en unas pocas horas como intentan quienes llegan a ella en crucero. Es un ciudad que bien merece una parada pausada para descubrirla tranquilamente y enamorarte de ella.

Localiza el destino en el mapa:

No hay comentarios: