Parque Nacional de Garajonay.

Un bosque encantado en el corazón de La Gomera.

Detalle del bosque de laurisilva.
El calificativo de afortunadas le encaja a las Islas Canarias como anillo al dedo por muchas razones. Una de ellas, no sé si la más importante o no, pero sí lo suficientemente relevante como para tenerla en consideración, es por la extraordinaria belleza y singularidad de sus paisajes. Un buen ejemplo de lo que acabo de decir lo tenemos en el magnífico tesoro natural que la isla de La Gomera alberga en su interior: el Parque Nacional de Garajonay. Todo un bosque que perfectamente podría convertirse en el escenario perfecto para que él se desarrollen las escenas más extraordinarias de la literatura fantástica. Es el bosque de laurisilva que mantiene durante todo el año su verdor y frondosidad debido a la humedad que se concentra en los valles.


Cartel en el Parque Nacional de Garajonay. La Gomera.
La laurisilva consiste en un bosque formado por una gran variedad de árboles -hasta veinte especies se han catalogado-, todos ellos de hoja perenne. Todos estos arboles dependen de unas características climáticas muy especiales. Necesitan poca oscilación en la temperatura a lo largo de todo el año y altos niveles de humedad. Junto a los árboles crecen otros arbustos y epifitos. Estos últimos son especies vegetales que crecen en los troncos de los árboles, aunque no se alimentan de ellos. Esta frondosidad, unido a las nubes casi permanentes, provocan que el sol apenas llegue al interior del bosque creando un ambiente fantasmagórico. 

Interior del bosque de laurisilva en el P.N. de Garajonay.
Dicen los expertos que el bosque de laurisilva es un reducto de la vegetación que durante la era terciaria cubría buena parte de las riberas mediterráneas. De ahí su relevancia en el área de la botánica. Los que somos profanos en la materia no vamos a dudar de dicha afirmación. Faltaría más. Pero añadimos que por sus características, en nuestros viajes no hemos visto otro bosque que se le pareciera. Pero más que por su singularidad, el viaje hasta este rincón es recomendable por su belleza y encanto.

La vegetación crece hasta en los troncos de los árboles.
Para los amantes del senderismo, todo el Parque Nacional puede ser recorrido a través de numerosos caminos perfectamente señalizados. El nivel de dificultad varía de unos recorridos a otros. Así pues, atiende las indicaciones de los carteles para escoger aquellos senderos que se adapten a tus posibilidades. Recuerda también llevarte algo de ropa de abrigo pues, aunque vengas de darte un chapuzón en las aguas del atlántico, en el interior del bosque de laurisilva la temperatura es fresca.

Localiza el destino en el mapa:



OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: