Desierto de Tabernas: Fort Bravo.

Un auténtico Western ubicado en el corazón de la provincia de Almería.

Imagen de Fort Bravo, Tabernas.
Es evidente que no escribo nada que no conozcáis al afirmar en este artículo que muchas de las películas de la época dorada del género del Western se rodaron en tierras españolas. Más concretamente en el desierto de Tabernas, en el corazón de la provincia almeriense. También es sobradamente conocido que esos escenarios que nos transportaron por medio del celuloide a la época de la conquista del oeste americano aún siguen en pie. Tal es el caso de Fort Bravo que, además de seguir siendo escenario de algunas producciones audiovisuales, se ha convertido en un interesante atractivo turístico de muy recomendable visita.


Vaqueros cabalgando en una calle de Fort Bravo, en Tabernas, Almería.

A través de un paseo por Fort Bravo se pueden visitar algunos de los edificios más emblemáticos de un poblado del viejo oeste como son el saloon o el banco. Pero, por supuesto, no son los únicos. la cárcel, la iglesia, el establo o la siempre temida horca son otras de las múltiples construcciones que enriquecen este realista decorado cinematográfico. Tampoco falta un poblado indio, con sus características cabañas cónicas, el fuerte y hasta un poblado mexicano.

Interior del Saloon de Fort Bravo, en Tabernas, Almería.

Pero aún hay algo que durante la visita nos resultó aún más interesante que las propias construcciones. Se trata de las representaciones tematizadas que nos ofrecen un grupo de excelentes actores especialistas. Una escena es representada en el interior del saloon en la que no faltan las chicas del cancan, y otra en el exterior. En esta última los especialistas muestran al agradecido grupo de turistas sus dotes artísticas, ya sea siendo arrastrados por el suelo atados a un caballo, o cayendo desde un balcón.

Calle de Fort Bravo, en Tabernas, Almería.

Tal es el éxito turístico de Fort Bravo, que las nuevas actuaciones acometidas permiten al viajero, no solo visitar y disfrutar del espectáculo comentado anteriormente, sino también alojarse en un poblado del lejano oeste. Para ello se han construido unas cabañas de madera junto a las cuales, para paliar los rigurosos calores del desierto, podéis refrescaros en una bonita piscina.

Localiza el destino en el mapa:


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

2 comentarios:

Manuel Bustabad - Vagón de Cola dijo...

Fantásticas las recreaciones en Fort Bravo, sí señor. A mí lo que más me gustó, sin duda, fueron los animales. Ya sé que en cautividad no es como mejor están, pero esa jirafa que se dejaba acariciar, o los lemures, o los osos, o.. me encantaron todos.

Un abrazo

Manuel Bustabad

Jesús Ángel dijo...

Ciertamente es un lugar que merece la pena visitar. Las representaciones que hacen los actores especialistas son simplemente magníficas. Me alegro que a ti también te gustara.