Catedral de Jaén: de estilo barroco por fuera y renacentista por dentro.

Joya desconocida de Andalucía.

Fachada de la Catedral de Jaén.
La Comunidad Autónoma de Andalucía cuenta en algunas de sus ciudades con monumentos cuyo interés e importancia trascienden las fronteras nacionales. La Mezquita de Córdoba o la Alhambra de Granada son dos buenos ejemplos de lo dicho. Incluso la propia provincia de Jaén cuenta con dos joyas urbanísticas como son las ciudades de Úbeda o la singular Baeza, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Todo esto hace que la capital jienense  se haya quedado un poco a la sombra y la sensación generalizada es que no tiene ningún interés turístico. Pero eso no es cierto. Cuando los automovilistas transitan por la A-4, junto a la ciudad, a poco observadores que sean, podrán apreciar las siluetas de dos edificios que invitan a hacer un alto en el camino. Son la Catedral y la Alcazaba.


Detalle de la fachada de la Catedral de Jaén.
En este breve artículo nos vamos a detener en la imponente Catedral de Jaén. Se trata de un imponente edificio situado en la zona más antigua de la ciudad. Esa circunstancia provoca que, debido a sus enormes dimensiones, resalte  de modo espectacular sobre el resto de modestas construcciones que la circundan. Si desde la distancia llama poderosamente la atención la estampa que nos ofrece este monumental templo, mucho más lo hace una vez que nos situamos en la Plaza de Santa María ante su magnífica fachada.

Detalle de la fachada de la Catedral de Jaén.
El templo está consagrado bajo la advocación de la Asunción de la Virgen y ocupa el terreno en el que se asentaba la antigua mezquita almohade. Tras la conquista de la ciudad en 1225  por Fernando III, se decidió construir una iglesia que, tras sucesivas reconstrucciones derivó en el edificio que podemos contemplar actualmente. De su interior destaca el trazado renacentista diseñado por Pedro de Vandelvira y continuado por su hijo Andrés, pero lo que más nos llama la atención es su fachada de estilo barroco obra de Eufrasio López de Rojas. Es una de las obras más representativas del barroco español.

Detalle de la fachada de la Catedral de Jaén.
Cuando uno se enfrenta ante la fachada del edificio, no se siente en nada agobiado por su decoración, pese a lo agobiante que puede resultar a veces el estilo barroco. Por supuesto que no faltan columnas, estatuas y demás elementos decorativos de este estilo arquitectónico. Pero una proporcionada distribución de los mismos, y todo ello enmarcado por dos soberbias torres y una amplia plaza, la hacen muy fotogénica.

Localiza el destino en el mapa:


OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: