Parque temático del Mudéjar de Castilla y León. Olmedo. Valladolid.

Plan perfecto para una escapada con niños.

Pasión Mudéjar en Olmedo.
La localidad vallisoletana de Olmedo alberga un curioso y recomendable parque temático. No es demasiado conocido, pero es muy interesante. En él se pueden admirar algunos de los monumentos más relevantes del arte mudéjar de Castilla y León reproducidos, eso sí, en miniatura, pasear entre una gran variedad de especies botánicas o admirar algunos ejemplos del ingenioso modelismo ferroviario. Todo ello se puede encontrar en el Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León, un lugar en el que los más peques de la familia serán los protagonistas y disfrutarán a lo grande durante la visita.


El arte mudéjar, estilo arquitectónico desarrollado en España entre los siglos XII y XVI, es, como el nombre del parque indica, el principal reclamo de este singular espacio de la localidad de Olmedo. Esta corriente artística tiene como principal seña de identidad el uso del ladrillo, y sus múltiples posibilidades decorativas, con claras influencia musulmanas, adaptándose a las necesidades y técnicas constructivas de los reinos cristianos. Artesanos musulmanes, convertidos al cristianismo tras la reconquista, fueron sus artífices.
Maqueta del Castillo de La Mota en el Parque Temático del Mudéjar.
Las tierras circundantes sobre las que se yergue la localidad castellana de Olmedo conservan varios y significativos ejemplares de construcciones mudéjares, por lo que la elección del lugar para la creación de este parque temático se nos antoja de lo más apropiada. Algunos de esos edificios son los que se han reproducido a escala en el Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León.
Castillo de Coca en el Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León.
De entre todas las construcciones en miniatura que se pueden ver recreadas destacan de una forma especial dos: el castillo de La Mota de Medina del Campo y el Castillo de Coca. Los niños, y ¿por qué no? también los mayores, podrán acceder a sus patios, introducirse en alguna de sus estancias y hasta subir a las almenas y torres de estas fortalezas en miniatura.

Durante el recorrido, complementando la exposición de los veintiún edificios reproducidos, los visitantes pueden deleitarse con una amplia variedad plantas, Nada menos que trescientas especies botánicas diferentes.
Reproducción de la estación de Olmedo en el Parque Temático del Mudéjar.
El tercer elemento de interés son los pequeños trenes que con sinuosos recorridos, salvando pequeños riachuelos reproducidos a escala, atravesando ninimontañas o escalando empinadas pendientes hacen las delicias de los niños. Estos trenes tienen sus estaciones que, como no podía ser de otro modo, son maquetas reproducidas a escala de las estaciones reales de localidades cercanas.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:

No hay comentarios: