Candeleda, un bonito pueblo de Ávila

Al sur de la Sierra de Gredos.

En el Valle del Tiétar, en la vertiente sur de la Sierra de Gredos está situado Candeleda. Una Villa en la provincia de Ávila, pintoresca y medieval. Es ideal, tanto para una escapada de fin de semana, como para pasar unos días de vacaciones. Toda ella está rodeada de un entorno priviligiado. 


El pueblo de Candeleda posee numerosas callejuelas llenas de bellos rincones por donde pasear. Pero, sin ninguna duda, hay uno que no te dejará indiferente: La casa de las flores. Es el rincón más espectacular de Candeleda. Un edificio de piedras con balcones de madera y vestido de bellas y coloridas flores. Dentro se encuentra el Museo del Juguete de Hojalata. Consta de cinco salas y más de dos mil piezas de juguetes Pero, aunque sea el más espectacular, no es el único rincón bonito de la villa. Paseando por sus calles disfrutarás de lugares llenos de encanto, paz y silencio entre sus casas entramadas, construidas entre los siglos XVI y XVII. 


La Plaza Mayor, donde se encuentra el ayuntamiento de estilo neomúdejar,  es otro de los lugares que también se deben visitar. Antiguamente esta plaza tuvo soportales sostenidos con columnas de granito. Hoy en día se pueden encontrar restos en el interior de algunas casas. 

En la Plaza del Castillo crecen cuatro palmeras pero no hay un castillo como sugiere el nombre de la plaza. En el pasado se levantaba en ese mismo lugar la Fortaleza de los Condes de Miranda y de ahí el nombre actual de la plaza.


Sin necesidad de alejarse demasiado se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. La iglesia se construyó entre finales del siglo XIV y principios del XV. Es de estilo gótico rural, está llena de curiosos detalles y ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Posee una fachada y un pórtico de estilo isabelino. 

Pero Candeleda no se reduce a un pueblo pintoresco. En los alrededores hay numerosas posibilidades de entretenimiento para disfrutar de unos días de descanso. Junto a la villa se puede visitar la Garganta de Santa María, con sus numerosas piscinas naturales para refrescarse. También se han señalizado rutas de senderismo como el ascenso hasta el Puerto de Candeleda a más de 2000 metros de altura. Incluso, los amantes del alto riesgo. pueden practicar parapente.


En definitiva, Candeleda ofrece numerosas opciones para disfrutar de la naturaleza, el agua y  la tranquilidad. Una localidad de la que, en cierto modo, se podría decir que es una prolongación en Castilla y León de la extremeña Comarca de la Vera.

Localiza el destino en el mapa:

No hay comentarios: