Comarca de la Vera.

Un pequeño paraíso al norte de Cáceres.

En muy pocos lugares de España se concentran tantos y tan variados atractivos turísticos como sucede en la comarca extremeña de La Vera, enclavada al norte de la provincia de Cáceres. Arquitectura popular, paisajes exhuberantes, monumentos históricos y alojamientos de calidad son solo algunos de los motivos por los que una escapada a La Vera se puede planificar en cualquier momento del año.

El eje vertebrador de la Comarca de La Vera es el valle del río Tietar. En este afluente del Tajo desembocan numerosos barrancos por los que descienden las frías aguas que el deshielo produce en la vertiente sur de la Sierra de Gredos. Estos riachuelos forman estrechas gargantas en las que, de vez en cuando, se remansa el agua en pozas pétreas que se han convertido en piscinas naturales para refrescar las asfixiantes jornadas del estío. Son unos de los atractivos más codiciados por los visitantes durante el verano.


Pero no solo naturaleza ofrece la comarca. Recorriendo cada uno de los pueblos es fácil encontrar en sus cascos urbanos bellos ejemplos de arquitectura popular. Los más notables se localizan en Garganta la Olla, Villanueva de la Vera y Cuacos de Yuste. Pero no hay que minusvalorar otras localidades, pues casi todos ellas tienen su encanto.

Todos estos atractivos convierten la Comarca de La Vera en un pequeño paraíso. Así lo debió pensar en el siglo XVI el Emperador Carlos V que decidió pasar sus últimos días de vida en este rincón de su vasto imperio. El Monasterio de Yuste fue el lugar elegido por el monarca para su retiro y hoy día es una de las visitas obligadas de La Vera. Muy cerca de él se puede conocer el cementerio Alemán, en el que están enterrados los soldados alemanes muertos en el territorio y las costas españolas durante las dos contiendas mundiales.


Otro interesante patrimonio que ofrece la Comarca de la Vera son sus tradiciones. Los veratos se afanan por transmitir a sus descendientes, sin apenas cambios, las tradiciones heredadas de sus antepasados. Eso da lugar a varias fiestas singulares entre las que hay que destacar el Peropalo de Villanueva de la Vera o los Empalaos de Valverde de la Vera.

Quienes hoy día pretendan recorrer estos pueblos también puden alojarse como un príncipe en el castillo de Jarandilla, habilitado como parador de turismo. Seguramente se podrá disfrutar de mayores comodidades de las que Carlos V recibió en su última morada.


Un total de 19 municipios de la Comarca de la Vera se han agrupado en la Mancomunidad Intermunicipal de La Vera. Esta mancomunidad ha iniciado un plan para la promoción de La Vera como destino turístico. Para ello ha recurrido a la marca de turismo responsable A{2h}de, especializada en turismo responsable de proximidad.  De ese modo se va a desarrollar una campaña de dinamización turística para esta comarca del norte de Cáceres. El plan de promoción #destinoLaVera está financiado por el gobierno de Extremadura.

Localiza el destino en el mapa:

No hay comentarios: