Parque Nacional de Timanfaya.

Un paisaje lunar en la isla de Lanzarote. 

Parque Nacional de Timanfaya.
El Parque Nacional de Timanfaya es uno de los cuatro Parques Nacionales con los que cuentan las Islas Canarias. situándose en la más oriental del archipiélago: Lanzarote. Fue declarado como tal el 9 de agosto de 1974 y su extensión es algo superior a los 50 kilómetros cuadrados. Su gran peculiaridad es que está formado por una geomorfología modelada por completo por su reciente actividad volcánica. Las últimas erupciones se produjeron en 1824. Apenas un siglo antes, entre 1730 y 1736 se registró también una importante actividad volcánica. Incluso puedes descubrir que algunos de los atractivos turísticos se basan en la elevada temperatura que alcanza el suelo muy cerca de la superficie.


Parque Nacional de Timanfaya.
Para conocer en profundidad el Parque Nacional de Timanfaya hay que dirigirse al Centro Cultural de las Montañas de Fuego. Allí se encuentra el llamado Islote de Hilario, que es el lugar en el que se hacen las demostraciones más espectaculares de las anomalías geotérmicas. Una de ellas es observar como el agua se eleva impetuosa al cielo a modo de géiser desde los agujeros a los que el personal encargado de ello la vierten. También resultan llamativos los hornos naturales en los que no es necesario encender fuego para calentar la comida.

En el Islote de Hilario se encuentra también el restaurante El Diablo. Se trata de un local que cuenta con un maravilloso mirador en el que se ofrece a la atenta mirada del turista un paisaje lunar cuya paleta de colores está formada por tonos negros, grises y anaranjados.
Cáter de volcán en el Parque Nacional de Timanfaya.
Una de las propuestas más interesantes de las que puedes disfrutar en el Parque Nacional de Timanfaya es la Ruta de los Volcanes. Un recorrido de unos trece kilómetros que se realiza en autocar, o guagua que dicen por allí, por un paisaje dominado por los cráteres dejados  tras las últimas erupciones. Durante el recorrido no está permitido descender del vehículo, pero un guía te irá indicado todas las peculiaridades que a uno y otro lado del camino ofrece el paisaje.
Paseo en camello en el Parque Nacional de Timanfaya.
Como estampa más típica del Parque Nacional de Timanfaya tenemos que destacar los paseos en camello, o dromedario. En un recorrido de unos veinte minutos de duración, los turistas podrán sentirse transportados a una época en la que la población autóctona utilizaba este medio de transporte para desplazarse por los caminos de estos paisajes inhóspitos de la isla de Lanzarote. Para ello debes dirigirte hacia el Echadero de Camellos.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDAN INTERESAR:

No hay comentarios: