Cinco razones para visitar Formentera

La menor de las islas Pitiusas.

Submarinismo en Formetera (*)
Cuando uno se pone a escribir sobre Formentera parece ineludible hablar de sol y playas, leimotiv ineludible de cualquier información sobre el turismo Balear. Son éstas, buenas razones para visitar la isla, pero, como vamos a exponer a continuación, no son ni los únicos, ni tan siquiera los más relevantes argumentos para elegir este destino para unas vacaciones. La pequeña de las islas Pitiusas, con sus solo 83 kilómetros cuadrados de superficie, ofrece grandes atractivos naturales, tanto sobre tierra, como en el fondo del mar, que son muy propicios para la práctica de diferentes actividades deportivas. Para ello cuenta con una interesante red de establecimientos hoteleros de carácter familiar en los que la masificación de los grandes resorts que pueblan el Mediterráneo queda muy lejos.


1.- Posidonia oceánica, un tesoro sumergido.
Las Praderas de Posidonia tienen una extensión de 700 kilómetros cuadrados y más de 100.000 años de edad. Han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y son las responsables de la pureza y transparencia de las aguas de Formentera. Actúan como una depuradora natural cuyo valor ecológico es imprescindible salvaguardar.
Formentera es todo un paraíso natural. (*)
2.- Paraíso natural.
Los valores naturales de Formentera no se encuentran exclusivamente en los fondos marinos. Los 70 kilómetros de la costa están llenos de calas y rincones que se presentan como auténticos paraísos. Además, el 70% de la superficie está protegido, no habiendo sufrido apenas modificaciones significativas por la acción del hombre. Mención especial tiene en este sentido el Parque Natural de Ses Salines d’Eivissa i Formentera.

3.- Deportes acuáticos.
El agua como medio para la práctica deportiva es uno de los principales reclamos de la isla. El submarinismo para contemplar la posidonia es muy demandado. Además, ésta es la causante de la gran visibilidad (hasta 50 metros) de sus aguas. Los submarinistas pueden disfrutar, como en muy pocos lugares, de las formaciones rocosas que se sumergen bajo el agua, la variada vegetación submarina y la diversidad de especies marinas que la pueblan.

En superficie, son muchas las actividades deportivas que se pueden practicar. Entre ellas destacaremos el kayak, una disciplina muy respetuosa con el medio y que permite combinar actividad física con ocio y diversión. De ese modo se puede llegar a rincones de la costa de complicado acceso y extraordinaria belleza.
Formetera ofrece caminos para la práctica deportiva en tierra (*)
4.- Deportes en tierra.
Las autoridades de la isla se han empeñado en dar a conocer el interior de la isla. Gracias a ese esfuerzo, el visitante tiene a su disposición más de 100 kilómetros de caminos perfectamente señalizados y distribuidos en 32 rutas verdes. Esos caminos se pueden recorrer a pie, caballo o en bicicleta. En este sentido hay que destacar el Nordic Walking, una disciplina originaria de los países nórdicos, que se encuentra muy extendida en la isla. Permite, mediante la ayuda de unos bastones, caminar con una posición más ergonómica.
Rincones con encanto los encontramos por toda la isla (*)
5.- Oferta hotelera y gastronómica singular.
El hecho de que el desarrollo turístico de Formentera se haya realizado con posterioridad al de las otras islas baleares ha logrado que la oferta hotelera se base fundamentalmente en pequeños hoteles familiares. De este modo el trato que reciben los turistas es mucho más cercano. Hoteles y restaurantes con encanto es, posiblemente, unas de las principales señas de identidad que define la oferta turística de la isla.

Localiza el destino en el mapa:
OTROS ARTÍCULOS QUE QUIZÁ TE PUEDEN INTERESAR:


(*) Imágenes cedidas por el Consell Insular de Formentera.

No hay comentarios: