Rincones literarios de Salamanca.

Imprescindibles en cualquier visita a la ciudad.

Escultura de Torrente Ballester.
Las calles de la ciudad de Salamanca han sido fuente de inspiración de algunas de las grandes obras de la literatura española, por ellas han caminado algunos de los personajes literarios más universales e incluso grandes escritores han tenido en ella su morada. Utilizando este argumento como hilo conductor, en este artículo vamos a recorrer aquellos rincones de la ciudad del Tormes que, por una u otra razón, ocupan un lugar especial en el mundo de las letras hispánicas. Como no podía ser de otro modo, esta historia la comenzaremos junto al río. Allí se emplaza el famoso berraco con el que Lázaro de Tormes y su amo ciego protagonizaron una de las más conocidas aventuras que ensalzaron al Lazaríllo como la más grande de las novelas picarescas.

Cabo de Gata, un reducto de costa virgen en el Mediterráneo.

Paraje natural de especial relevancia.

Las Sirenas en el Cabo de Gata.
Aunque parezca mentira, todavía es posible encontrar algún tramo de costa mediterránea en la que el urbanismo salvaje no lo ha invadido todo. Para comprobarlo, basta con acercarse hasta el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar. Allí, en esta esquina de la Costa almeriense, la línea de luces que delimitan el litoral, y que a su manera marca el grado de urbanización costera, se interrumpe de tal modo que durante la noche el faro del Cabo de Gata más parece indicar la presencia de una isla que un entrante de la península en el mar como es en realidad. Este hecho me parece motivo suficiente para la declaración de este territorio como Parque Natural. Por cierto, esta es solo una de las múltiples figuras de protección paisajística con la que cuenta. Geoparque, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Reserva de la Biosfera o Humedal de Importancia Internacional son otras figuras administrativas con las que ha sido reconocido.

Casa Rural de La Torrecilla del Río

Próxima a la Ciudad de Salamanca.

Caballo en el CTR La Torrecilla.
En el CTR La Torrecilla eso del turismo rural se escribe con mayúsculas. En plena naturaleza, sobre una pequeña loma, los huéspedes de La Torrecilla dominan con la mirada gran parte de la finca en la que se mezclan las típicas dehesas salmantinas con campos de cultivo de cereal y tierras dedicadas a pasto para el ganado. Una combinación que, dependiendo de la época del año en la que vayas, podrás percibir con unas u otras tonalidades. Nosotros hemos estado alojados en ella en verano. Fue gracias a ClubRural, uno de los sitios de referencia para buscar casas rurales, y la experiencia ha sido fantástica y muy recomendable.

Las cinco ciudades de Italia que hay que visitar.

Al menos una vez en la vida.

Torre inclinada de Pisa.
Italia es, junto a Francia y España, uno de los países que alberga un mayor número de ciudades y monumentos Patrimonio de la Humanidad. Por esta razón es complicado destacar cinco ciudades de entre todas las que, por una u otra razón, merece la pena visitar. Aún así, hoy nos mojamos y elegimos cinco de estos lugares de Italia que cualquier viajero que se precia de tal, ha de visitar al menos una vez en la vida. Esas ciudades son: Roma, Florencia, Pisa, Milán y Venecia. Estoy seguro que todos estaréis de acuerdo conmigo en la selección. Si acaso alguno pujaría por incluir alguna más en la lista, pero en ningún caso en restar ninguna de las ya mencionadas.