Iznájar, un pueblo turístico de Andalucía.

Encaramado en un enclave imposible.

La villa de Iznájar, en la  comarca de la Subbética Cordobesa, es uno de los más bonitos pueblos de Andalucía. Su historia, su cultura, sus casitas blancas, sus callejuelas estrechas, su castillo… Todo ello en torno al embalse que lleva su nombre y que convierten a Iznájar en un destino imprescindible para el verano en la provincia de Córdoba.


Iznájar se encuentra en el centro del mayor embalse de Andalucía. El embalse de Iznájar se ha convertido en una playa de interior y de centro de numerosas actividades acuáticas. Pero Iznájar es mucho más que el pantano. Se trata de un pueblo encantador que bien merece una visita pausada recorriendo sus bonitas callejuelas


Algunos de los monumentos que se pueden visitar son sus miradores. Iznájar posee numerosos miradores desde los cuales se obtienen impresionantes vistas, tanto del embalse, como de los campos de olivos que la circundan. El mirador del Postigo, donde se puede aparcar el coche, el mirador de la Cruz o el mirador de las Tres Cruces son solo algunos de ellos.

El Patio de las Comedias es, sin duda, el más bello rincón del municipio. Un precioso y colorido patio ocupado por más de quinientas macetas con sus flores y adornos decorativos de un azul chillón. El viajero se enamorará con facilidad de este precioso patio que cuenta con un bonito Rincón del Beso. En sus paredes pueden verse las placas con las que le han reconocido en varias ocasiones como el patio más bonito, no solo de la Subbética, sino también de la provincia de Córdoba.


La iglesia de Santiago, que es más conocida como la iglesia de la Villa, es una construcción renacentista del siglo XVI dedicada al Apostol Santiago. Muy cerca de ella se encuentra la Biblioteca. Es imprescindible visitarla. Se ubica en un antiguo pósito construido en la época de Carlos III. El edificio fue reconvertido en biblioteca en 1989 y parece sacada de una película

En la parte más alta de la villa se encuentra el Castillo. Fue construido en el siglo XIII pero se realizaron diversas ampliaciones hasta el siglo XV. Es por ello por lo que se ha especulado mucho sobre sus orígenes. Actualmente pertenece al Ayuntamiento y se puede visitar, aunque su horario es limitado.


Estos son solo algunos de los atractivos que ofrece este bonito y desconocido pueblo de Andalucía. En los alrededores también merece la pena acercarse para conocer otros pueblos con encanto como Priego de Cordoba y Zuheros. Incluso no demasiado lejos, pero ya en la provincia de Granada, Montefrío.

Localiza el destino en el mapa:

No hay comentarios: